Comparte


———————————————–

El 30 de noviembre, la Comisión Europea exigió la prohibición temporal del uso de
harinas de origen cárnico y óseo para la alimentación de todo tipo de ganado en la Unión
Europea. La Comisión propuso igualmente que a partir del 1 de enero se efectuara el test de la enfermedad de las vacas locas (encefalopatía espongiforme bovina) a toda la cabaña de la UE con una edad de 30 meses o superior antes de que se procediera a su venta en el mercado cárnico para el consumo humano. Estas medidas han sido aprobadas por los estados miembros en la reunión especial del Consejo de Ministros de Agricultura que tuvo lugar el 4 de diciembre. Dicha prohibición tendra una duración inicial de seis meses, pero la situación sería evaluada de forma continua.
Algunos miembros de la UE se han mostrado reticentes con respecto a la sustitución más que probable por MBM (sojas importadas) en especial de las sojas modificadas genéticamente.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario