La consellera balear de Salud, Aina Castillo,
rechaza las acusaciones realizadas por el PSIB-PSOE, que recrimina al Govern
haber propiciado la venta de alimentos con cloranfenicol, posible causa de
anemia en casos excepcionales, y pidió a este partido que haga un «ejercicio
de responsabilidad».
———————————————–


La consellera de Salud del Govern
Balear
, Aina Castillo, anunció que se regirá por la «tolerancia
cero» en la persecución del uso de esta sustancia en las granjas de
Baleares. Indicó que el gran número de pruebas que han resultado
negativas -realizadas desde que se supo que en siete explotaciones ganaderas de
las islas se utilizaba el cloranfenicol para alimentar aves, cerdos, corderos
y vacas-, garantiza que todo lo que llega a los consumidores está libre
de esta sustancia.

La responsable de Salud declaró que el presidente
de la comisión científica de la Agencia
Española de Seguridad Alimentaria
(AESA), Andreu Palou, ha señalado
que el consumo de estos productos representa un riesgo «poco significativo»
para los humanos, añadiendo que se necesita ingerir 250.000 kilos de pollo
para contraer una anemia común y que no se ha detectado ningún caso
de la anemia aplásica vinculada al consumo de carne, según expuso
Castillo.

La consellera pidió al PSIB-PSOE que realice «un
ejercicio de responsabilidad» y que no haga un «uso partidista»
de un asunto de gran importancia, por cuanto afecta a la salud de los ciudadanos.


Castillo, que describió el hallazgo de esta sustancia en siete granjas
como una situación «anormal», demandó al PSIB que apoye
al Govern y colabore con él en la gestión del problema. Apuntó
que ayer inició las gestiones para solicitar una comparecencia voluntaria
ante la Comisión de Salud del Parlament
para explicar a los grupos las distintas medidas adoptadas por su departamento,
con el «ánimo de transparencia total», actitud que aseguró
ha caracterizado el comportamiento del Ejecutivo autonómico desde el descubrimiento
del uso de la citada sustancia en la alimentación de animales destinados
al consumo humano.

Consideró que la Comisión de Salud es
el órgano adecuado para ofrecer una explicación de las iniciativas
emprendidas por el Govern en este ámbito, aunque no rechazó
la posibilidad de comparecer ante la Diputación Permanente del Parlament,
como solicitará esta semana el PSIB, que también pedirá la
presencia en la Cámara autonómica de la consellera de Agricultura,
Margalida Moner.

La titular de Salud añadió que el 23 de
diciembre llamó a todos los portavoces de sanidad de los grupos del Parlament
balear para informarles de la presencia inusual de cloranfenicol en siete granjas
de Baleares y que se puso a disposición del PSOE para cualquier duda que
quisiera consultar.

Por ello se mostró sorprendida por las críticas
socialistas de esta mañana y agregó que el Govern ha tratado en
todo momento de dar «cumplida información» de lo que se está
haciendo, la cual, además, está disponible en la página
web de la Conselleria
.

Castillo agregó que el laboratorio
de la AESA, en Majadahonda (Madrid), que debe confirmar los análisis realizados
en Baleares, aún no ha concluido las pruebas con el fin de comprobar si
se ha empleado clenbuterol para alimentar a los animales de otras dos
granjas,
tal y como sospecha el Govern tras unas primeras pruebas.


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario