formaldehidoEl uso del formaldehído en piensos está siendo estudiado por la EFSA después que dos empresas solicitaran su autorización como aditivo conservante. Los últimos informes aludían a los riesgos de la exposición a través del pienso de animales de producción para el consumidor. El formaldehído, en concentraciones de entre 200 y 1.000 mg/kg de pienso o materias primas puede ser un eficaz conservante.

Otro informe de la EFSA relacionó la producción endógena de formaldehído en humanos y la contribución exógena de fuentes alimentarias, concluyendo que no se apreciaba claramente un riesgo para la salud de los consumidores expuestos a esta sustancia a través de la cadena alimentaria, pero que su inhalación puede provocar cáncer. Así que deben tomarse medidas para que no afecte a quienes manejan el formaldehído.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario