Comparte

La empresa española Cascajares acaba de iniciar la producción en su nueva fábrica de Canadá, en la que ha invertido 3 millones de dólares, según informa la compañía. En esta nueva planta, situada en Saint Hyacinthe, en la región canadiense de Quebec, se han comenzado a elaborar conservas cárnicas, semiconservas cárnicas y productos frescos envasados al vacío, para intentar alcanzar un volumen de ventas de 1,3 millones de euros en 2012.
Cascajares acaba de obtener el permiso federal para salir con sus productos desde la región de Quebec al resto de Canadá y, posteriormente, a Estados Unidos y México, dos mercados que en conjunto suman más de 500 millones de consumidores. Cascajares ha contado con el apoyo del Gobierno canadiense, ya que la nueva fábrica se levanta justo al lado de la nave que las autoridades de este país cedieron a la empresa española hace tres años para introducirse en el país.
Cascajares ya ha firmado dos contratos con sendas cadenas de restauración y de tiendas gourmet en Canadá para distribuir sus productos elaborados con la marca ‘Chef Brigade’, especialmente creada para este mercado.
La empresa española fue pionera en meter en conserva un capón entero, el producto estrella de su cartera, que con los años ha incorporado la innovación a recetas elaboradas como el foie caramelizado, la pularda asada o los producto confitados o rellenos. Estas exquisiteces llegan a países como Portugal, Francia, Italia, Finlandia, Holanda, Grecia, Alemania, Hong Kong y a partir de ahora, también a América.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario