Chipre detectaba hace
apenas tres días un brote de la enfermedad
de Newcastle
en un palomar. Esta patología afecta principalmente a
las gallinas, aunque también a otras aves de corral; es de destacar que
en menos de un mes se han dado otros dos brotes, uno en Japón y otro en
Grecia.
———————————————–


El Departamento de Servicios Veterinarios del Ministerio de Agricultura,
Recursos Naturales y Medio Ambiente de Chipre aseguró que han procedido
a realizar un sacrificio sanitario parcial en la zona afectada de enfermedad de
Newcastle, controlar el movimiento de animales dentro del país, vacunar
y desinsectar las áreas afectadas. El brote de la enfermedad, de declaración
obligatoria, se ha conocido a nivel internacional mediante la Organización
Mundial de Epizootias
-OIE-.

Esta Administración señaló
que la avicultura intensiva de Chipre aplica contra la enfermedad de Newcastle
vacunaciones regulares y sistemáticas y que no se señalaron casos
en explotaciones intensivas ni en «traspatios», desde el último
foco aparecido en este país en mayo del 1992.

La OIE explicó
que la enfermedad de Newcastle afecta a muchas especies de aves tanto domésticas
como salvajes, cuyos índices de mortalidad y de morbilidad varían
según las especies y en función de la cepa viral. Indicó
que las gallinas son las aves de corral más susceptibles, los patos y los
gansos son las menos susceptibles, y que puede existir un estado portador en algunas
otras aves salvajes.


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario