La influenza aviar continúa como una amenaza para la población,
los animales y la economía de un número cada vez mayor de países,
mientras en Europa las zonas en riesgo son el sur de los Balcanes y el Cáucaso,
según ha advertido la Organización
de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
.
———————————————–

La influenza aviar continúa como una amenaza para la población,
los animales y la economía de un número cada vez mayor de países,
mientras en Europa las zonas en riesgo son el sur de los Balcanes y el Cáucaso,
según ha advertido la Organización
de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)
.
Los Balcanes y el Cáucaso son la primera estación de reposo para
las aves migratorias en Europa y, además, en las granjas de esa zona «se
aplican pocas medidas de bioseguridad y poca inspección por parte de las
autoridades», según el jefe del Sistema de Prevención de Emergencia
de Plagas y Enfermedades Transfronterizas de la FAO, Juan Lubroth.
El organismo internacional indicó en un comunicado que, aunque el número
de países con presencia de la enfermedad en África, Asia y Europa
aumentó en la actualidad a 55 frente a los 45 registrados hasta abril pasado,
el nivel de contagio de las aves de corral ha disminuido.
Resaltó, asimismo, que desde 2002 han fallecido 140 personas en diferentes
partes del mundo debido a la fiebre aviar, de las cuales 63 han perecido este
año, sobre todo en Indonesia (45), mientras que más de 220 millones
de aves han muerto por la enfermedad o han sido sacrificadas para contener su
propagación.
Para la FAO, la forma más segura de contener el avance del virus «es
a través de una pronta detección, una respuesta rápida y
una información internacional transparente sobre los brotes».

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario