Las particularidades de esta especie animal la convierten en la especie ideal para producción de carne en los países subdesarrollados del área mediterránea.
———————————————–

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación -FAO – está colaborando en la creación por parte de los países mediterráneos de un foro de información destinado a promover la producción de conejos por razones de seguridad alimentaria, diversificación de especies animales aprovechables, optimización de resultados y mejor utilización de los recursos alimentarios disponibles.

La primera reunión para la constitución de esta red ha tenido lugar en Roma durante el mes de marzo, con la presencia de delegados de 14 países del área mediterránea y el soporte de organizaciones especializadas encabezadas por la sociedad de producción cunícola italiana, ANCI -Associazione Nazionale Coniglicoltori Italiani- y el Ministro Italiano de Políticas Rurales.
Esta red pretende proporcionar a los gobiernos y productores la información necesaria para potenciar la producción de conejos respecto al resto de producciones animales. Facilitará también el diseño de actividades de formación, la elaboración de programas específicos de producción de conejos y el diseño de programas de cooperación de tipo no gubernamental o del sector privado.
La mayoría de los países interesados en estos programas provienen del mundo árabe, incluyendo Arabia, Egipto, Jordania, Marruecos y Túnez.
Las particularidades de esta especie animal hacen que sea ideal para las necesidades de estos países. Los conejos son altamente productivos gracias a su corto periodo de gestación y a su alta prolificidad y constituyen una fuente barata de proteína.

Otra de las características importantes es la calidad de la carne de conejo, con un elevado valor nutricional gracias a su alto contenido en proteína y ciertas vitaminas y minerales y su bajo contenido en grasas y colesterol.
Se trata además de una especie herbívora que no compite con el hombre por los recursos alimentarios, y goza de una gran facilidad de transporte y comercialización.

Todos estos factores, junto a la posibilidad de producción tanto a nivel industrial como familiar, convierten al conejo en el recurso ideal para países en vías de desarrollo.

Para más información:
FAO information officer: Pierre Antonios
FAO expert: René Branckaert

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario