Un informe realizado por tres agencias alimentarias de la ONU asegura que esta situación, provocada en buena medida por los vínculos entre los mercados energéticos y agrícolas y el aumento de la especulación se agravará en los próximos diez años
———————————————–
Según un informe publicado por tres agencias alimentarias de la ONU -el Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA)-, la demanda de los consumidores de las economías emergentes aumentará, así como la población mundial y el crecimiento de los biocombustibles, que desembocará en una demanda extra para el sistema alimentario. El informe, titulado El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2011, enumera otras causas de la inestabilidad, como el cambio climático y la mayor frecuencia de las perturbaciones meteorológicas, la escasez de tierras productivas y agua en algunas regiones y la pérdida de biodiversidad.
El dossier señala que los vínculos entre los mercados energéticos y agrícolas por la demanda de biocombustibles y el aumento de la especulación con productos alimenticios y agrícolas básicos hace pensar que la volatilidad de los precios será una realidad perdurable que se agravará en los próximos diez años, y recomienda que los gobiernos garanticen un marco regulatorio transparente y predecible que fomente la inversión privada y aumente la productividad agrícola.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario