El presidente de la Generalitat,
Pasqual Maragall, ha inaugurado esta tarde la XXXII Fira Avícola de El
Prat
, que finalmente incluye la tradicional muestra de los famosos «pollastres
potablaves» (pollos de pata azul).
———————————————–

En presencia del Conseller de
Agricultura, Antoni Siurana y del alcalde de El Prat, Lluís Tejedor, Maragall
ha recordado sus tiempos de alcalde de Barcelona y que, por ello, se sentía
especialmente honrado de «representar la Cataluña municipal».

Con anterioridad, el presidente de la Generalitat ha visitado las obras del
Centre Esplai que se construye en Sant Cosme, barrio donde ha protagonizado la
anécdota de la jornada, al preguntar con ironía si se había
previsto en este equipamiento «un espacio para los ex presidentes jubilados».

Maragall también se ha reunido con el Consejo Vecinal de Sant Cosme.
Su coordinador, Jordi Izquierdo, ha declarado que el encuentro se centró
básicamente en explicar al presidente los problemas relacionados con la
educación, la seguridad y la convivencia en el barrio.

Lluís
Tejedor ha señalado que, hasta el último momento, la amenaza de
la gripe aviar «nos ha mantenido en vilo», ya que resultaba difícil
prescindir, por primera vez, del concurso de las aves, «las auténticas
protagonistas» del evento.

Tras remarcar que «no existe ningún
riesgo», Tejedor ha agradecido a la Generalitat que hiciera «una interpretación
generosa del decreto sobre la incidencia de la gripe aviar» y así
posibilitar la presencia de los pollos en la
Fira
.

Además de los pabellones avícola y de degustación,
el recinto ferial de Cal Gana, de más de 15.000 metros cuadrados de superficie,
acoge la muestra comercial y otra dedicada a las entidades locales, junto a una
sala de actos y la popular feria de artesanía.

En el pabellón
avícola compiten los mejores 160 ejemplares procedentes de la moderna Granja
Avícola Torres y de la Asociación de Criadores de la raza Prat,
que disfruta de la distinción de Indicación
Geográfica Protegida
(DGP), otorgada por la UE.

Se estima que
el certamen, que se clausurará el día 18, superará la cifra
de los 100.000 visitantes, que podrán adquirir los pollos, una vez sacrificados,
y con todas las garantías sanitarias. Los precios oscilan entre los 11,50
euros el kilo, los pollos, y los 25 euros, los capones.

La producción
anual de los pollos de la raza Prat es de 7.000 ejemplares, según ha informado
a Efe el teniente de alcalde de Promoción Económica, Juan Pedro
Pérez, quien ha significado que «la feria es un escaparate de la actividad
económica de la ciudad».

Pérez ha significado que el
objetivo que se persigue es «comercializar el producto todo el año
y garantizar su calidad». Asimismo, ha subrayado que en la Fira sólo
se mostrarán los pollos y no otro tipo de aves, como patos, o pavos reales.

Según el profesor de la Escuela Superior de Agricultura de la UPC,
Lorenzo Alvarez, existe el proyecto de promover una especie de DNI para el pollo
de El Prat, con el fin de poder determinar, a través de análisis
de ADN, si una carne de pollo es o no de la raza
Prat.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario