Comparte

El grupo cárnico francés Doux, uno de los líderes del sector del pollo en la Unión Europea, se encuentra en una delicada situación después de que el pasado 31 de mayo se declarara en suspensión de pagos y que el día siguiente quedara bajo administración judicial. Según publicó la revista La France Agricole, que citaba fuentes de los sindicatos, Doux arrastra una deuda de más de 430 millones de euros y habría rechazado una propuesta del gobierno francés para tratar de salvar la empresa, que garantizaba la aportación de 35 millones de euros. Recientemente, sin embargo, se ha sabido que un consorcio bancario le avanzaba esta misma cantidad como crédito para que pudiera pagar a sus proveedores y continuar con su actividad durante el plazo de unos meses.

Una parte importante de su deuda corresponde a su subsidiaria brasileña Fragosul, que Doux adfquirió en el año 1998 y que vendió a otra empresa carioca, pero sin transferir las deudas al comprador. El grupo Doux, que emplea a unas 3.400 personas en Francia, es propiedad de la familia Doux – que tiene el 89% de la firma – y de la entidad financiera BNP-Paribas – con el 20% -. Es el primer productor francés de carne de pollo y exporta a más de un centenar de países. Doux es también el principal beneficiario de la PAC en Francia.

En Francia, el Grupo opera con la marca “Père Dodu” y según la Confederación Francesa de Avicultura – CFA – agrupa entre 700 y 800 criadores, siendo su director general actual Jean-Charles Doux, hijo del fundador, Charles Doux.

En relación con esta noticia debe recordarse que hasta el año 2008 el Grupo Doux había estado presente en España mediante la empresa Doux Ibérica, S.A., teniendo su sede en Zaragoza. Sin embargo, a fines del mismo la empresa leridana de integración encabezada por Vall Companys, S.A. adquirió, a través de su filial Pondex, S.A., todos los activos avícolas en España del mismo, operación que fue aprobada por la Comisión Nacional de la Competencia – CNC -.Tras ello, el grupo francés abandonó el mercado español en el que había comercializado sus productos en la marca «Alsabia».

Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario