Los pequeños establecimientos agroalimentarios de la Catalunya rural disponen de un decreto que define las normas de seguridad e higiene que deberán seguir, que fue aprobado por el Consell Executiu de la Generalitat.
———————————————–
Los pequeños establecimientos agroalimentarios de la Catalunya rural disponen de un decreto que define las normas de seguridad e higiene que deberán seguir, que fue aprobado por el Consell Executiu de la Generalitat.
Entran dentro de esta calificación aquellos cuya facturación es inferior a dos millones de euros anuales y tienen un máximo de diez trabajadores.
Según la información de la Generalitat, en Catalunya hay muchas empresas de este tipo en pueblos y zonas desfavorecidos, que, como fórmula de complementar su economía agrícola, producen alimentos.
Para preservarlas se decidió estudiar una fórmula más flexible para este tipo de industrias, donde se combinara la seguridad alimentaria y la higiene con las posibilidades de subsistencia de las pequeñas explotaciones, que no dejan de ser un patrimonio cultural y un instrumento de preservación de costumbres y hábitos.
La nueva regulación quiere facilitar el cumplimiento de los requisitos sanitarios de la normativa vigente y dictar normas para la elaboración y el reconocimiento de las Guías de prácticas correctas de higiene, que aseguren que los productos de cada sector agroalimentario son inocuos para el consumidor.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario