harinasLa Guardia Civil ha desarticulado una red que se dedicaba a exportar harinas cárnicas para piensos animales, algo que está prohibido en la Unión Europea desde el mal de las vacas locas, puesto que se concluyó que eran las causantes de esta enfermedad. Hay tres personas detenidas que controlaban la operación, pero además 68 personas imputadas, puesto que el proceso, que tenía su origen en Minglanilla (Cuenca), abarcaba a un vertedero cercano y a una empresa de transportes. Desde 2009, la trama ha sido responsable de la exportación de 139.000 toneladas de este producto prohibido -que se debería haber incinerado- con destino a países asiáticos y africanos.

La prohibición de las harinas cárnicas fue efectiva en el año 2000, que ha conseguido eliminar prácticamente la enfermedad. Sin embargo, la contrapartida ha sido la aparición de actividades fraudulentas; no en vano España ocupa el tercer puesto en la UE en cuanto a volumen de subproductos animales transformados, con una producción de 1,6 millones de toneladas al año de desechos cárnicos sólo en los mataderos. En los últimos años, la polémica sobre si autorizar o no las harinas cárnicas, con los altos costes que su prohibición cusa al sector, ha sido una constante: en 2012 la UE declaró que se reintroducirían progresivamente las proteínas animales en la alimentación animal, y en 2013 se aprobó el uso de harinas de pollo en las piscifactorías, lo que se vio como un primer paso hacia su reincorporación.

Más información: artículo El País

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario