Tras el reciente viaje a China del vicepresidente de Sudáfrica, Mr. Thabo Mbkei, se han concretado los planes de venta de avestruces y tecnología de Sudáfrica al país asiático , pudiendo empezar las primeras exportaciones antes de finales de 1998.
———————————————–

Sudáfrica tiene una gran experiencia en la explotación comercial de avestruces, con más de 500 granjas comerciales y más de 600.000 aves. Por el contrario el sector del avestruz en China se encuentra subdesarrollado, con sólo 30 productores en todo el país. Los planes iniciales son expandir el sector hasta las 300 granjas durante los próximos dos años, aunque esto dependerá de cómo está cooperación beneficie a los dos países. De momento la industria china del avestruz carece de la experiencia y la tecnología para funcionar como un sector ganadero sofisticado.

Otro handicap con el que se encontrará al principio está nueva ganadería china, es que carece de las reservas de reproductores seleccionados. Es por ello que el beneficiarse de este importante «know-how» sudafricano permitirá un despegue más rápido del sector en China.

Contra esta colaboración ya han empezado a oírse las primeras voces críticas en Sudáfrica, que creen que vendiendo a China su conocimiento y experiencia, en el futuro el país asiático podrá amenazar el «monopolio» actual del país africano y convertir a China en el mayor productor mundial de avestruces y sus productos.

La gran fuerza de trabajo de China, el avance científico y la poderosa base agrícola, proporcionan el potencial para llevar a China a las cotas más altas en este nuevo sector ganadero. Los críticos también temen que a causa de la obertura política de China con varios países en el mundo, la tecnología del avestruz vendida llegue a los competidores de Sudáfrica en Africa y otras partes del mundo poniendo en peligro su posición dominante en este sector ganadero.

Otros menos críticos creen que es inevitable está expansión internacional, ya que si no son ellos entrarán empresas europeas que ya están vendiendo avestruces a todo el mundo. Otros competidores directos de Sudáfrica, y más preocupantes, son países como Zimbabwe, Namibia, Botswana y Zambia que están desarrollando lentamente su industria y en el futuro desafiarán la dominación del sector del avestruz de Sudáfrica. La solución seguramente pasa por tomar posiciones y saber diversificarse en un sector el que cada vez concurrirá más oferta.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario