Comparte

La mayoría de los hogares españoles (66 %) con hijos entre 3 y 14
años suelen adquirir carne fresca al corte y valoran, principalmente, el
aspecto de la misma al hacer la compra, mientras que el 30 % muestra su preferencia
por la carne envasada.
Éstas son algunas de las conclusiones del informe "Hábitos
de consumo de carne entre las familias", elaborado por el Observatorio
Idea Sana Eroski
y la Fundación
Dieta Mediterránea
, a partir de encuestas a 410 familias del norte
(Bilbao y San Sebastián), sur (Sevilla y Málaga), centro (Madrid)
y levante (Barcelona y Valencia) de España.
———————————————–

La mayoría de los hogares españoles (66 %) con hijos entre 3 y 14
años suelen adquirir carne fresca al corte y valoran, principalmente, el
aspecto de la misma al hacer la compra, mientras que el 30 % muestra su preferencia
por la carne envasada.
Éstas son algunas de las conclusiones del informe "Hábitos
de consumo de carne entre las familias", elaborado por el Observatorio
Idea Sana Eroski
y la Fundación
Dieta Mediterránea
, a partir de encuestas a 410 familias del norte
(Bilbao y San Sebastián), sur (Sevilla y Málaga), centro (Madrid)
y levante (Barcelona y Valencia) de España.
Según explicó el portavoz de la Fundación Dieta Mediterránea,
José Miguel Pereo, el 66 % de los encuestados prefiere comprar carne fresca
al corte, frente al 30 % que opta por la envasada en bandejas; el 3 %, precocinada,
y el 1 %, congelada.
Por otro lado, señaló que el factor principal que condiciona la
adquisición de la carne es el aspecto (58,3 %), seguido del origen o la
procedencia (17,1 %), del precio (14,1 %) y de la presentación (10,2 %).

Las familias con hijos consumen el 94,1 % de la carne en sus hogares, en concreto,
cerca del 60 % de los adultos y del 55 % de los niños comen de dos a tres
veces por semana carne roja (vacuno, cordero, etc.) o blanca (pavo, pollo o cerdo)
en sus casas.
En cuanto al modo de preparación, el 52 % de estas familias guisa la carne;
el 28 %, la prefiere cocinada a la plancha; el 11,2 %, la fríe o la reboza;
el 8 %, opta por tomarla estofada; y el 0,2 %, asada.
Asimismo, las familias acompañan su plato de carne con cereales (47 %),
ya sea arroz, pan, patatas hervidas o fritas; con verduras o ensaladas (35 %),
o con salsas (18 %).
El 66,6 % de los hogares congela la compra que realiza mensualmente, mientras
que el 33,4 % adquiere este producto casi a diario y lo conserva en el frigorífico.
Por regiones, los hogares con hijos del norte de España (Bilbao y San Sebastián)
tienen una actitud más tradicional hacia la compra de carne, con un predominio
de la carne fresca al corte, un consumo diario y conservación en la nevera,
y una importancia hacia el aspecto que presenta frente a otros factores de elección.

Por otro lado, los hogares de la zona centro (Madrid) suelen adquirir carne fresca
al corte para congelarla y dan mucha importancia a su origen y a la presentación-envasado,
lo que denota una actitud tradicional ante la compra y la práctica por
su conservación.
Las familias de la zona Levante (Barcelona y Valencia) tienen una actitud mucho
más práctica ante la compra de carne, ya que suelen comprarla tanto
al corte como envasada y conservarla mayoritariamente en el congelador.
Los hogares del sur (Sevilla y Málaga) compran la carne casi siempre según
su aspecto, para cocinarla principalmente guisada y acompañada con cereales,
pero también con salsas, en detrimento de las ensaladas y las verduras.

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario