Comparte

Si la Unión Europea pretende alcanzar un crecimiento económico sostenido y recuperarse de la crisis financiera, debería liberalizar aún más el comercio de servicios y abrir el mercado agrícola, según ha explicado la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En el noveno Examen de Políticas Comerciales del bloque, publicado a principios de abril y realizado por los economistas de la OMC, se sugiere que la UE juega un papel clave para ayudar a acortar y revertir la actual desaceleración global. Por ello, insta a la Unión Europea a reducir sus altos aranceles agrícolas y los subsidios a la producción y las exportaciones.
Y es que el informe especifica que los productos agrícolas «siguen estando protegidos por una compleja estructura arancelaria, por contingentes arancelarios y por medidas sanitarias y fitosanitarias, y siguen recibiendo
subvenciones a la exportación».

Con las medidas de reforma que se sugieren, la OMC asegura que mejoraría la asignación de recursos por parte de las Comunidades Europeas y se avanzaría en el pleno establecimiento del mercado interno.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario