Comparte

nirUno de los temas más novedosos de los tratados en las Jornadas Profesionales de Avicultura 2013, celebradas el pasado mes de mayo en León, fue la mesa redonda Optimización de la formulación y evaluación de la calidad de los piensos para las aves mediante análisis NIR. Esta mesa redonda estuvo moderada por Xavier Lallana -Nutreco-, acompañado por Antonio Roldán -Foss-, José I. Ferrero -Nutega-, Carlos Dapoza -Evonik- y Jorge Gonzalo Iglesia -Agrifood Alternative Technologies-.

La sesión se inició con una introducción de Xavier Lallana, quien, tras presentar a los otros componentes de la mesa, explicó en qué consiste la tecnología NIR -Near Infrared Spectroscopy-, consistente en una parte de hard -un sofisticado equipo de análisis por espectrometría en el infrarrojo cercano- y otra de soft -el sistema informático que mediante ecuaciones de calibración para materias primas, puede ligar en red a diversos usuarios-, que permite el análisis de las mismas con el fin de ajustar la composición final del pienso a las raciones formuladas.

Según indicó, el sistema obliga a una elevada inversión económica, pero al permitir un mejor control de la descarga en la fábrica de piensos de las materias primas, proporciona una gran agilidad operativa, así como la toma de decisiones inmediatas. La instalación del equipo es rápida, pudiendo comenzar a operar tan pronto se adquiere y se haya realizado una ecuación de calibración, siendo interesante estar conectado a unas redes de NIR compartidas.

A continuación, Antonio Roldán trazó la historia que condujo a la actual empresa FOSS, partiendo del primer espectro NIR propuesto por Herschell, en 1800, aunque no fue hasta los años 80 del pasado siglo, con el amplio uso de la informática en todos los campos y los posteriores micro-ordenadores, cuando el sistema se presentó en el mercado. Según explicó, el sistema opera en la zona infrarroja del espectro electro-magnético y su “magia” consiste en conocer lo antes posible y con la máxima fiabilidad el análisis real de las materias primas reales que se van a utilizar en el pienso, más o menos diferentes de las indicadas en las tablas.

Las ventajas del sistema han hecho que actualmente el NIR se emplee no solo para analizar las materias primas en su descarga en la fábrica, sino también los piensos acabados, lo que tiene la ventaja de asegurar una máxima calidad de los mismos. Los análisis fundamentales que se realizan son de humedad, cenizas, proteína y grasa y los resultados se tienen “en línea” con el fin de ver las tendencias del momento, pero quizás lo más interesante es la interconexión de las fábricas en redes con el fin de disponer de la máxima información en todo momento.

El siguiente participante fue Jorge Gonzalo, quien abogó por el empleo de la tecnología NIR a fin de disponer de información en tiempo real sobre el análisis de las primeras materias que se van a utilizar, coincidiendo con los anteriores en la ventaja que ello supone para la toma de decisiones. Según dijo, el sistema opera en la gestión de los ingredientes de las raciones, así como en los rechazos de los no ajustados a lo establecido y permite un mejor ajuste entre las especificaciones con las que se ha formulado y los ajustes finales realizados “in situ” en base a los análisis reales. El conferenciante planteó además diversas cuestiones concernientes al sistema, como las inversiones a realizar, los controles de calidad y cómo se realizan, la permeabilidad de los resultados, etc, finalizando su exposición abogando decididamente por el mismo.

Seguidamente intervino Carlos Dapoza para indicar que en Evonik hacen miles de análisis de aminoácidos por vía húmeda al año, gracias a lo cual disponen de una base de datos enorme de una amplia variedad de materias primas: unos dos millares de cereales, unos 850 de sojas y varios centenares de otros ingredientes. La ventaja que han tenido con el NIR es que éste les ha permitido obtener rápidamente los valores atípicos de muchas muestras para detectar errores, mostrando a este respecto datos analíticos de raciones con importantes desviaciones entre lo formulado y lo fabricado realmente. Bajo su criterio, la gran ventaja del NIR es el poder cambiar de formulación de un día para otro sin detener la fabricación y todo ello bajo un sistema de programación lineal, con el margen de seguridad que uno mismo se imponga -formulación “estocástica”-.

El último conferenciante de la sesión fue José I. Ferrero, quien se refirió a la red de NIRs de que disponen en NUTEGA, detallando en que consiste el equipo e indicando que se amortiza rápidamente con lo que se ahorra.

Aparte de coincidir con sus otros compañeros de la Mesa en torno a las ventajas del sistema -fiabilidad y rapidez en los datos de los resultados analíticos -, quizás lo más interesante de la aportación de Ferrero fue lo que indicó acerca de que el empleo del NIR les ha permitido determinar los valores en energía metabolizable de las materias primas empleadas mediante ecuaciones de regresión bien contrastadas.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

  • AGRIFOOD AT

  • Parc Científic i Tecnològic Agroalimentari de Lleida. Turó de Gardeny
  • Lérida
  • Lérida / Lleida (España)

PUBLICIDAD
{{company.logoTitle}}
  • EVONIK SPAIN

  • Via Augusta, 59, Oficina 319
  • Barcelona
  • BARCELONA (España)

PUBLICIDAD
{{company.logoTitle}}
  • FOSS

  • Avda. Josep Tarradellas, 8-10 bajos
  • Barcelona
  • Barcelona ()

PUBLICIDAD
{{company.logoTitle}}
  • NUTEGA

  • c/Marconi 9
  • Coslada
  • MADRID (España)

PUBLICIDAD
{{company.logoTitle}}
  • NUTRECO ESPAÑA, S.A.

  • Ctra. CM 4004 Km. 10,5 de Yuncos a Valmojado
  • CASARRUBIOS DEL MONTE
  • Toledo (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario