campylobacter2La Food Standars Agency de Reino Unido (FSA) continúa luchando para reducir la presencia de Campylobacter en la carne de pollo, aunque de acuerdo con sus últimos comunicados, parece que las noticias no son muy halagüeñas: no se aprecian cambios notables de esta presencia en pollos desde el año 2008. Este organismo oficial ha admitido que hoy por hoy el 27% de las aves se encuentran clasificadas en la categoría más alta, es decir, en el grupo de las más contaminadas.
La FSA tiene como objetivo reducir este porcentaje del 27% al 10% antes de 2015, y así lo ha hecho saber públicamente. La importancia de esta cifra es tal, que podría significar la reducción en un 30% de los casos de contaminación alimentaria por Campylobacter, para lo cual ha elaborado un plan que se sustenta, entre otras herramientas, en el flujo de información en todos los niveles de la cadena alimentaria, así como hace especial hincapié en los hábitos alimentarios del consumidor y profesionales que habitualmente están en contacto con la carne de pollo refrigerada, para que sean conscientes de los riesgos, el apoyo de programas de investigación y vacunación, mejorar las medidas de bioseguridad en granjas, etc.
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario