Como otros años, CESFAC
y las organizaciones nacionales equivalentes en otros países de la Unión
Europea (UE) han llevado a cabo sus primeras estimaciones de producciones nacionales
y europeas de alimento compuesto industrial para animales de abasto.
———————————————–

Como otros años, CESFAC
y las organizaciones nacionales equivalentes en otros países de la Unión
Europea (UE) han llevado a cabo sus primeras estimaciones de producciones nacionales
y europeas de alimento compuesto industrial para animales de abasto.
Estas primeras estimaciones se revisarán a lo largo del primer trimestre
de 2007, y se publicarán las definitivas en el estudio estadístico
que la CESFAC edita anualmente, que se presentará en el marco de su Asamblea
General ordinaria (Madrid, 27 de marzo).
Como es sabido, las estadísticas de CESFAC son la herramienta de referencia
del sector en España.
En el caso de España, se confirma una reducción de la producción
de un 4,1% respecto al ejercicio de 2005 (de 21.094.000 tm a 20.227.000 tm,
excluyendo en ambos casos el pet food), reducción por encima de la media
europea, que es del 1,6% (de 142.742.000 tm a 140.396.000), pero en línea
con las que han sufrido otros países de nuestro entorno (Italia un 4,3%,
Bélgica un 10,4%, Francia un 2,5%, etc.).
Hay que destacar que sólo los nuevos países de la UE han incrementado
significativamente su producción, lo que, por efecto arrastre, ha incrementado
la producción de pienso en Alemania (+2,9%) con destino a la exportación
a Polonia, que, pese a un incremento en su producción de pienso del 7,1%,
no alcanza a satisfacer las necesidades de su creciente cabaña ganadera.

Con todo, España se mantiene un año más como el segundo
productor europeo, sólo superado por Francia, con 21.445.000 tm, y seguido
muy de cerca por Alemania (20.020.000 tm.).
La causa de la reducción en la producción hay que buscarla, sobre
todo, en la mayor disponibilidad de forrajes en esta campaña, si bien
el mayor impacto en la producción de 2006 ha sido el considerable incremento
de precios en materias primas para pienso (particularmente cereales) sufrido
a lo largo del segundo semestre de 2006.
Este importante incremento de precios medios de materias primas obedece a una
reducción de los balances mundiales de cereales disponibles y, en el
caso español, a la habitual retención en la oferta y otras prácticas
especulativas en el mercado.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario