Comparte

El lema
"Teruel Existe" se lleva a la práctica día a día
en una provincia que ha aprendido a saber buscar cualquier resquicio de desarrollo
con el que frenar la despoblación. Ahora le toca a la granja cunícola.
Se ha emprendido un plan de investigación para buscar la excelencia en
los conejos
———————————————–

Ni es una broma ni hay que buscar segundas intenciones.
La búsqueda del conejo más rentable es un objetivo institucional
y científico en la provincia de Teruel. La Diputación
de Teruel
, la Sociedad
Cooperativa "Esperanza del Jiloca"
(CEJI) y la Sociedad Agraria
de Transformación Industrial del Conejo (INCO) se han unido para desarrollar
un programa de inseminación artificial en estos animales, con el objetivo
final de dar con ejemplares de características homogéneas y de alta
calidad que den las máximas rentabilidades.

La Diputación
de Teruel va a aportar 10.000 euros para este plan de investigación. El
presidente de la institución provincial, Miguel Ferrer, ha explicado que
se pretende unificar la cabaña cunícola y favorecer a los granjeros
para que sea homogénea "la genética, adaptada a un tipo de
animal y carne de mejor calidad".

El convenio que han suscrito estas
tres entidades profundiza en una línea de ayudas que la Diputación
de Teruel mantiene abiertas desde 1986. La explotación industrial del conejo
constituye el tercer subsector ganadero en importancia en la provincia turolense,
en la que el jamón de denominación de origen es el protagonista
en el sector agroalimentario. Este territorio cuenta con 350 granjas de conejos,
que suman alrededor de 115.000 ejemplares.



Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario