Comparte

Estudios recientes de la Universidad de Melbourne, en Australia, han demostrado que el uso de dos vacunas vivas de un mismo virus y procedentes de vacunas y cepas diferentes, aplicadas simultáneamente en pollos para prevenir una enfermedad, puede producir nuevos virus infecciosos como resultado de la recombinación de ambos virus en el organismo.

En este caso se utilizaron vacunas comerciales contra el virus de la laringo-traqueitis infecciosa aviar, enfermedad infecciosa de amplia distribución en todo el planeta con un importante impacto económico en el sector avícola.

La investigación encontró que las dos cepas vacunales de laringotraqueitis infecciosa más frecuentemente usadas a nivel mundial, al combinarse, producían un brote de la enfermedad de gravedad debido al nuevo virus que se generaba mediante el proceso conocido como recombinación.

Los autores del trabajo resaltan que la combinación en un mismo animal de las dos vacunas es francamente difícil que suceda y que, por tanto, fuera del laboratorio es muy improbable que ocurra. Sin embargo, este estudio muestra la posibilidad de que se generen nuevos brotes epidémicos en las granjas debidos a este proceso.

Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario