Comparte

Con apenas un mes de diferencia en relación con nuestro Newsletter anterior sobre los mercados de materias primas para piensos, pocas novedades tenemos por comentar en torno a los mismos.

En lo que se refiere a la producción cerealista española, en base a la información proveniente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente –MAGRAMA– se evidencian dos efectos contrapuestos: por un lado el notable incremento que hubo de las superficies sembradas pero, por otro, unas cosechas más reducidas a causa de unas adversas circunstancias climatológicas. El balance, diferente según el cereal de que se trate, negativo para la oferta de trigo y cebada y mantenido en el del maíz.

A nivel internacional, destacar que se prevé que Rusia y el Reino Unido tengan que importar grano, aunque por circunstancias diferentes: aquella por un balance negativo en sus ventas al exterior y éste por unas menores cosechas a causa de trigo, dañado por los efectos de una humedad excesiva.

Pero quizás un efecto aún más importante que esto son las consecuencias de las políticas de otros gigantes, el continente americano, en lo referente a la principal fuente proteica, la soja, y China, en torno al balance negativo de sus necesidades de granos y su producción local. En cuanto a la soja, si bien la tendencia que ha mostrado durante gran parte del año que finaliza ha sido netamente al alza –con un aumento medio del 9 % entre marzo y noviembre de este año, en la lonja de Chicago– a partir del pico a que se llegó a comienzos de setiembre, luego no ha dejado de perder posiciones. Aunque la parte negativa acerca de una posible reducción futura de los precios de los piensos proviene de China, por su necesidad de alimentar a una creciente población urbana que no puede ser satisfecha con sus propios recursos naturales, lo que representa la consiguiente presión alcista en los mercados exteriores de cereales.

Como resumen de la evolución de los precios de los piensos en España durante el último mes –olvidados ya los tremendos encarecimientos de los meses anteriores-, podemos decir que, en lo referente a los destinados a la avicultura ha sido mínima. A la soja se lo hemos de agradecer, pues para otras especies los precios no han dejado de aumentar ligeramente.

En la web del MAGRAMA se puede consultar la evolución de la producción de cultivos en España.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario