Comparte

Esta semana la Unión Europea -UE- ha prohibido finalmente la utilización de la bacitracina-zinc, espiramicina, virginiamicina y el tilosinfosfato como aditivos en alimentación animal debido a la posibilidad de aparición de resistencias en la especie humana
———————————————–

La Unión Europea -UE- prohibió finalmente la utilización de la bacitracina-zinc, espiramicina, virginiamicina y el tilosinfosfato como aditivos en alimentación animal debido a la posibilidad de aparición de resistencias en la especie humana.
El 14 de diciembre se realizó la votación definitiva aprobando esta medida a partir del 1 de julio de 1999, con las abstenciones de España, Bélgica y Portugal, que consideran que no existen pruebas científicas suficientes para aprobar esta prohibición. España pidió el retraso de la decisión hasta tener pruebas científicas de que el uso de estos antibióticos puede constituir un riesgo para la cadena alimentaria. Según la Ministra Loyola de Palacio «no se puede pedir a los ganaderos comunitarios que cumplan una serie de medidas que no se van a exigir a las importaciones procedentes de países terceros.
La medida será revisada antes del 31 de diciembre del año 2000 en función de los informes que aporten los científicos.
Tras conocerse esta decisión los países miembros de la UE pidieron a la Comisión que presente antes del 30 de junio de 1999 un informe acerca de los riesgos que conlleva para la salud pública el uso de antibióticos como aditivos en alimentación animal. El Consejo de Ministros se mostró a favor además de valorar la posibilidad de hacer aplicable la prohibición a las importaciones procedentes de países terceros.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario