La extensión por la Unión Europea (UE) de la prohibición
de importar de Sudáfrica productos de avestruz, a excepción de sus
pieles, amenaza su industria y pone además en peligro el trabajo de unas
20.000 personas, según informa «Business Day».
———————————————–

El rotativo, especializado en asuntos económicos, señala que la
medida se debe en parte a que la Cámara
sudafricana para el Comercio de la Avestruz (CSCA)
, no avisó de manera
formal a la Comisión Europea respecto a que la epidemia de gripe aviar,
sufrida en ciertas áreas del país, había sido controlada
en su totalidad.

No obstante, en declaraciones a «Business Day», el director general
de la CSCA, Anton Kruger, dijo que la sola notificación por parte de su
organización no habría sido suficiente para impedir la medida.

«La UE es miembro de la «International
Organisation for Animal Health
, organismo que trata directamente estos casos
con los Gobiernos de los países afectados y no con organizaciones privadas»,
señaló Kruger, quien confirmó que ha pedido a las autoridades
una reunión urgente para esclarecer la actual situación.

La CSCA en un informe reciente notificó que el embargo europeo, que expirará
el próximo 1 de enero, cuesta a la industria del avestruz unos 2,1 mil
millones de rands (unos 325 millones de dólares) anuales y que podría
suponer despidos masivos entre los
20.000 trabajadores que emplea.

Durante la epidemia y para evitar su extensión, fueron sacrificadas 22.000
avestruces en haciendas de la provincia del Este del Cabo y se creó una
red de vigilancia en las zonas productoras para evitar nuevos contagios.

Sudáfrica es el mayor exportador mundial de avestruces y productos derivados.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario