Comparte

El Comité Veterinario Permanente de la Unión Europea (UE) se ha pronunciado a favor de reducir las restricciones aplicadas a las exportaciones belgas de cerdo, pollo y huevos a raíz de la crisis de la dioxina.
———————————————–

La Comisión Europea propuso el pasado 24 de noviembre suprimir la obligación de efectuar análisis sobre las exportaciones de cerdos y pollos sacrificados a partir del 20 de septiembre así como los huevos producidos desde esa fecha, en la que las autoridades belgas intensificaron sus medidas de detección de esa sustancia cancerígena. Tras el pronunciamiento del Comité Veterinario, el Ejecutivo comunitario será el encargado de aprobar formalmente la propuesta.

Algunos representantes veterinarios consultaron previamente con sus capitales antes de emitir hoy su dictamen definitivo, señalaron fuentes comunitarias. Las exportaciones belgas de pollo, porcino y huevos se encuentran sometidas a un sistema de certificación que exige análisis previos sobre todos los productos vendidos fuera del país.

Ese requisito seguirá siendo válido para las existencias producidas desde el 15 de enero, fecha de la que datan los primeros casos conocidos de contaminación, hasta el 20 de septiembre, dijeron las mismas fuentes.
El levantamiento parcial de las restricciones afectará tanto a los productos cárnicos como a los animales vivos procedentes de esas especies.
El vacuno y los productos lácteos no están desde hace meses sometidos a ningún tipo de vigilancia ya que las autoridades belgas demostraron que esos sectores apenas se vieron afectados por la contaminación.
La crisis de la dioxina, sustancia que puede ser cancerígena a dosis elevadas, estalló el pasado mes de mayo tras descubrirse en Bélgica la utilización de PCB (policloro de bifenil), aceite
industrial, en los alimentos destinados al ganado.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario