Comparte

La Unión Europea se enfrenta a una débil cosecha de maíz este verano, lo que podría obligar a los compradores europeos a obtener una mayor cantidad del cereal en el mercado mundial en los próximos meses, en momentos en que los precios globales están cerca de niveles récord.

«La cosecha de maíz de la Unión Europea es menor que el año pasado, aunque la cosecha no es un desastre, podría crear una mayor demanda de importaciones en la Unión Europea en medio de los altos precios internacionales del maíz», asegura Claus Keller, especialista en cereales del analista alemán de materias primas F.O. Licht.

La sequía en el este de Europa alentó importantes recortes en los pronósticos para la cosecha de maíz de la Unión Europea, un componente crucial en el alimento para ganado vacuno, cerdos y pollos.

F.O. Licht proyectó la cosecha de maíz en 2012 en 56,7 millones de toneladas. La cosecha en Francia, el mayor productor de la Unión Europea, mostraría un rendimiento razonable, pero los resultados no alcanzarán los niveles de la elevada cosecha del año pasado después de que el calor y la sequía a fines del verano afectaran los cultivos de maíz sin riego. El segundo mayor productor, Italia, tendrá una cosecha con una caída a 8,5 millones de toneladas –el año pasado fueron 9,2 millones-. La cosecha alemana se mantendría sin cambios en el año en 5,2 millones de toneladas, mientras que la de Polonia subiría a 3,6 millones, desde los 2,3 millones, según estimaciones del operador alemán Toepfer International.

Ampliar información sobre las previsiones de la cosecha de maíz en Europa en 2012.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario