Comparte

 Pollo-predidasLa Unió de Llauradors i Ramaders denunciará ante la Agencia de Información y Control Alimentario (Aica) la venta de pollo en las grandes superficies por debajo del precio de producción, una práctica que, según sostiene, pone en peligro la viabilidad de las explotaciones ganaderas de este ave. Así lo anunciaron ayer el secretario general de La Unió, Ramón Mampel, y el delegado de la organización en la provincia de Castellón, Vicent Goterris.

La Comunitat Valenciana genera el 17% del total de producción de pollos en España, mientras que la provincia de Castellón representa el 60% de esta producción a nivel autonómico, lo que supone el 11% del total nacional (entre 32 y 34 millones de ejemplares al año). La provincia cuenta con 267 explotaciones de este tipo de ave, que se incluyen en el sistema de integración por el cual se produce con un precio y condiciones pactadas.

Según ha afirmado Ramón Mampel, estas explotaciones, la mayoría situadas en el interior de la provincia, están "en peligro" debido a que el precio por kilo de pollo en el supermercado está por debajo del coste de puesta a la venta que estipula el Ministerio de Agricultura. Esto supone, a juicio de La Unió, que "se está realizando supuestamente una práctica encubierta de venta a pérdida", lo que está prohibido en España, recordó.

Según los datos recabados por la organización entre el 13 y el 15 de diciembre, en los supermercados de Castellón, el precio de venta al público está una media de 53 céntimos de euro por debajo del precio establecido por el Ministerio, fijado en 2,72 euros el kilo. Esta política de ventas "agresiva" obliga a las empresas a suministrar pollo a un menor precio y realizar "ajustes" que recaen sobre el ganadero, que finalmente recibe menos ingresos y no puede hacer frente a los costes fijos de su explotación ni al pago de las inversiones de modernización y adecuación a las exigencias legales. Por ello, La Unió denunciará la semana que viene esta política de precios a la Aica, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente.

La Unió de Llauradors se suma así a las denuncias interpuestas por otras asociaciones y sindicatos, como es el caso de UPA.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario