Comparte

Los expertos de la Unión Europea (UE) han aprobado medidas
para compensar a los productores de aves y huevos por las pérdidas tras
la alarma por la gripe aviar, por valor de unos 5 millones de euros, de los
que 2,5 millones procederán del presupuesto comunitario, según
informaron fuentes comunitarias.
———————————————–

Los expertos de la Unión Europea (UE) han aprobado medidas
para compensar a los productores de aves y huevos por las pérdidas tras
la alarma por la gripe aviar, por valor de unos 5 millones de euros, de los
que 2,5 millones procederán del presupuesto comunitario, según
informaron fuentes comunitarias.

El Comité de Gestión de la UE (formado por representantes de
los 15) autorizó un conjunto de ayudas en 14 países, cofinanciadas
en un 50% con dinero comunitario para «apoyar el mercado de aves»,
ante la crisis de precios y de consumo que ha provocado la gripe aviar. El coste
para el presupuesto comunitario de las medidas aprobadas por el Comité
oscilará entre 50 y 65 millones de euros, de los que 2,5 millones serán
para España, según las fuentes. El Comité autorizó
la financiación de la UE para aquellas medidas en las fases iniciales
del ciclo productivo, es decir, las que estén encaminadas a reducir temporalmente
la producción, como, por ejemplo, la destrucción de huevos para
incubar, según un comunicado de la Comisión Europea (CE).

El Gobierno español había pedido autorización para conceder
compensaciones a los avicultores, en todos los eslabones de la producción,
por valor de 18,7 millones de euros, de los que la mitad procedería del
presupuesto comunitario. Según el comunicado, podrán tener apoyo
de las arcas comunitarias: la eliminación y transformación de
huevos para incubar; la destrucción de pollitos (de gallina, ganso, pavo,
pato y pintada); el sacrificio anticipado de aves reproductoras, así
como la ampliación por encima de las tres semanas, de los períodos
temporales sin producción. Habrá cofinanciación, también,
para la disminución voluntaria de la producción y la rebaja del
número de pollitos que se incorporan al ciclo productivo oal sacrificio
adelantado de gallinas ponedoras.

La propuesta aprobada fija el número máximo de unidades por
Estado miembro y la duración de cada medida. Sin embargo, no se cofinanciarán
medidas ejecutadas en fases posteriores del ciclo productivo, como la ayuda
al almacenamiento privado o a la destrucción de existencias de carne
de aves de corral.

Un total de 14 países pidieron medidas excepcionales: España,
la República Checa, Alemania, Grecia, Francia, Irlanda, Italia, Chipre,
Hungría, Holanda, Austria, Polonia, Portugal y Eslovaquia.

«El drástico descenso del consumo de carne de ave y de los precios
que se produjo a principios de este año creó una situación
extraordinaria que requería medidas extraordinarias», afirmó
la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, en un comunicado.
«Estoy convencida de que, con nuestras propuestas, los agricultores contarán
con una mayor flexibilidad para ajustar su producción a la situación
del mercado sin que deban prolongarse los desequilibrios», añadió.
Fischer Boel subrayó que no es partidaria de la ayuda al almacenamiento
privado ni a la destrucción de carne, pues, gracias a la reciente mejora
en la situación del mercado, la industria debería estar en condiciones
de utilizar las existencias actuales.

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario