Comparte

La Comisión
Europea
(CE) recurrirá contra el informe de la Organización
Mundial del Comercio
(OMC) que apoya a Brasil y Tailandia en su disputa contra
la UE por la subida de aranceles a la importación de pollo de los dos países,
según fuentes comunitarias.
———————————————–


La Comisión, en nombre de la
UE, «analiza cuidadosamente y pretende apelar» contra los dictámenes
de los árbitros de la OMC, contrarios a los aranceles que fijó la
UE a la entrada de pollo salado, troceado y congelado brasileño o tailandés,
según las fuentes.

La CE dispone de un plazo de 60 días
para recurrir la decisión del organismo multilateral. Los informes de la
OMC señalaron que la UE, que incrementó las tarifas aduaneras en
2002 «ha actuado de forma incompatible» con ciertas disposiciones del
Acuerdo
General sobre Aranceles y Comercio
(GATT)», que data de 1994.

«La
UE está muy preocupada por estos dictámenes», según
las fuentes, quienes recordaron que la queja de Brasil y Tailandia estuvo motivada
por una nueva clasificación de productos del pollo, que la Unión
considera «apropiada» y de acuerdo con las leyes internacionales.


Asimismo, la UE argumentó que su decisión de 2002 no alteró
la definición de los productos, sino que su objetivo era asegurar una interpretación
«uniforme» en los países comunitarios de las categorías
arancelarias, en relación a las importaciones de Brasil y
de Tailandia.


En 2002, la UE modificó la clasificación del pollo salado para
fines de importación, lo que originó que los aranceles aplicados
a este producto pasaran del 15,4 por ciento de su valor a 1.024 dólares
por tonelada.

Con este cambio, el arancel al pollo troceado y salado de
Brasil se incrementó en la práctica el 75% y, según fuentes
brasileñas, los exportadores perdieron 300 millones de dólares al
año, por envíos no realizados


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario