La venta a pérdidas se da con la carne de pollo, la carne de conejo y otros productos alimentarios

La venta a pérdidas se da con la carne de pollo, la carne de conejo y otros productos alimentarios

Muchos son los problemas a los que se tienen que enfrentar los ganaderos hoy en día. Uno de ellos es la venta a pérdidas. En los últimos años, las informaciones sobre protestas de avicultores y cunicultores por las malas prácticas de la gran distribución ha sido una constante. En avicultura, los productores de carne de pollo se han movilizado contra las grandes superficies denunciando el uso del pollo como producto reclamo, pero es que los cunicultores han hecho lo mismo en otras ocasiones. Se quejan de los precios tan bajos a los que se vende su producto en las grandes superficies, muchas veces por debajo del coste de producción.

En todos los foros del sector agropecuario acaba saliendo este debate. Y ahora también se habla de deflación, como se ha debatido en el Congreso de la AECOC, que reunió recientemente a representantes de las grandes empresas de la distribución alimentaria. En el encuentro se puso de manifiesto que la caída prolongada de los precios durante varios meses era común en todos los productos de la cesta de la compra.

Productos como la leche, el aceite, el pan, la fruta o las otras carnes no se han escapado de esta estrategia de venta a pérdidas como reclamo para enganchar al cliente. El último episodio ha sido la denuncia de la bodega riojana Marqués de Cáceres contra Lidl, por la venta a pérdidas de sus vinos. En concreto ofrecía el crianza de 2010 a 6,49 euros, y el Reserva 2009 a 8,99 euros la botella, con un 15% de descuento adicional, lo que les situaba por debajo del precio que cuesta fabricarlo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario