El valor de las ventas de pollo brasileño creció en casi un 93% durante 2011, y el gobierno espera un fuerte aumento también este año, cuando el número de frigoríficos autorizados a vender al país asiático podrá aumentar de 24 a 65. La misión de técnicos chinos que registraría otros 41 frigoríficos como aptos para la exportación visitará Brasil en marzo. Entre ellos, está el BRF-Brasil Foods, que espera aumentar 60% sus ventas, con el registro de nuevos frigoríficos de la compañía.

Sin embargo, el sector generó un obstáculo el pasado diciembre, cuando, con el pretexto de evitar la entrada fraudulenta de pollo estadounidense, China pasó a exigir, a quienes deseaban acelerar la liberación de contenedores, un depósito anticipado equivalente a una sobretasa aplicada a los productores de Estados Unidos, de hasta 105%. En septiembre, los americanos iniciaron consultas que pueden derivar en una queja a la Organización Mundial de Comercio (OMC), contra las barreras chinas. «Nos llevamos un susto el año pasado, parecía que los chinos estaban cerrando el mercado, pero nos garantizaron que están totalmente abiertos a Brasil», declaró el presidente de la asociación del sector en Brasil –Ubabef-, Francisco Turra.

Fuente: El Cronista

Consultar noticia relacionada.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario