Comparte

Las ocho granjas de la provincia de Vizcaya, con medio millón de ponedoras en jaulas, han recibido 2,5 millones de euros para su adaptación a la Directiva 1999/74, según han publicado varios diarios. Esta ayuda equivale a un 40% de las inversiones necesarias para la adaptación. Los avicultores reconocen que hubiera sido imposible adaptarse sin las ayudas recibidas.

La producción vasca cubre el 70% de las necesidades de sus habitantes. Y es que casi 510.000 cohabitan en instalaciones enjauladas solo en Vizcaya. Número al que, sumando las que albergan los seis complejos productores de huevo ecológico -unas 15.000- y las nueve granjas de campera -40.000- alcanza casi el medio millón de unidades diarias. La apuesta por esta última tipología, que requiere de grandes espacios, se ha materializado sobre todo desde 2008, cuando solo existía una explotación al aire libre.
El nivel productivo de las granjas apenas se ha visto reducido pese a que la normativa exige que cada ave disponga de 750 centímetros de superficie con una altura mínima de 30 centímetros, lo que supone que en una misma jaula convivan unas veinte, la mitad de las que lo hacían antes. La razón de que no se haya registrado una caída reside en «la construcción de nuevas naves», con su consiguiente coste.
Más información: El Correo y Deia.
Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario