Comparte

perdueEl Tribunal de Nueva Jersey ha denegado los argumentos presentados por Perdue Farms, el tercer productor avícola de EEUU, para que desestime la acusación que pesa sobre él por etiquetado engañoso sobre bienestar animal. Todo comenzó hace tres años, cuando la Humane Society of the United States (HSUS) denunció a Perdue. La empresa había destacado una de sus marcas de carne de pollo como criada en condiciones de bienestar animal, pero HSUS argumentó que las condiciones de producción no eran las que recogía la guía de la industria avícola de EEUU National Chicken Council (NCC).

Por su parte, Perdue Farms defiende que la denuncia no fue puesta por los consumidores sino por un grupo radical que está en contra de la cria de animales para la producción de alimentos. Además defiende que su programa de bienestar supera en requerimientos a lo establecido en la Guía de Bienestar de NCC. Se da la circunstancia de que el sector avícola no está incluido en la Ley de EEUU de protección de los animales durante el sacrificio, así que habrá que esperar aún más para saber si los procedimientos de Perdue son considerados adecuados o no.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario