Los productores de pollo y huevos pedirán al nuevo ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que defienda en la Unión Europea (UE) el cupo español de maíz importado de terceros países, en contra de las pretensiones de algunos Estados miembros de «comunitarizar» dicho contingente.
———————————————–

El presidente de la Asociación Española de Productores de Pollos (ANPP), Federico Félix, y el de la Asociación Española de Productores de Huevos (Aseprhu), Jorge Abad, señalaron a la agencia EFE que esta petición era una de las prioridades que trasladarán al titular de Agricultura en la nueva legislatura.

Félix manifestó que espera que Arias continúe con la política de «diálogo y preocupación por el sector español de avicultura de carne de sus antecesores Loyola de Palacio y Jesús Posada», y ofreció su colaboración para que las relaciones entre producción y Administración sean «más estrechas» en beneficio de todo el sector.

Indicó que conservar el cupo de dos millones de toneladas de maíz procedente de terceros países que entran anualmente en España, más las 300.000 toneladas de sorgo, es fundamental para el sector avícola español, porque permite una reducción de los costes en
alimentación.

El presidente de ANPP solicitó al titular de Agricultura la creación de un «marco de estabilidad» para evitar las fluctuaciones de precios que sufre el mercado de la carne del pollo y que perjudican tanto al sector productor como al propio Gobierno, con comportamientos desiguales de la inflación.

En cuanto a la política comunitaria, Félix solicitó que el Ministerio de Agricultura, en su nueva etapa, defienda en Bruselas la supresión dentro de la normativa de alimentos congelados de la
posibilidad de vender pollo con una aportación de agua de hasta el 20 por ciento.

Matizó que esta práctica representa una competencia desleal para los productores españoles, que congelan en seco, y frenan las ventas en las zonas turísticas de Levante, donde se concentra la demanda de pollo congelado.

Por su parte, el presidente de Aseprhu, Jorge Abad, apuntó que esta asociación solicitará a Arias que defienda ante la UE los intereses del sector de puesta español en relación a las políticas
de sanidad y bienestar animal, «para evitar que las directivas comunitarias mermen nuestra competitividad exterior».
Abad resaltó que las nuevas directivas comunitarias, tal y como están planteadas, «supondrán un incremento de los costes y harán imposible competir con los huevos más baratos que entren de países terceros, donde los productores no cumplen requisitos tan estrictos como los exigidos en la Unión Europea».
Indicó que otra de las prioridades que los productores de huevos trasladarán a Cañete será el conseguir la aplicación uniforme en todo el territorio español de las políticas sectoriales con el
objetivo de evitar que haya diferentes grados de controles y exigencias entre las comunidades autónomas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario