Comparte

Expertos en influenza aviar destacaron en Madrid el «escenario de tranquilidad» ante esta enfermedad en España, ya que las medidas adoptadas para su contención son muy seguras, y recordaron que se trata de una patología que se circunscribe al ámbito veterinario.
———————————————–

Expertos en influenza aviar destacaron en Madrid el "escenario de tranquilidad"
ante esta enfermedad en España, ya que las medidas adoptadas para su contención
son muy seguras, y recordaron que se trata de una patología que se circunscribe
al ámbito veterinario.
Estas consideraciones fueron expuestas durante una jornada sobre la influenza
aviar, organizada por el Consejo
Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)
, en el que intervinieron
el catedrático de Sanidad Animal José Manuel Sánchez-Vizcaíno,
y la investigadora del CSIC Ascensión Marcos.
Sánchez-Vizcaíno recordó que, aunque se han producido casos
de transmisión a humanos, ha ocurrido en zonas muy focalizadas de Asia,
y aclaró que en los países desarrollados el riesgo de contraer el
virus de la influenza aviar es "prácticamente nulo".
Explicó que, aunque hay hasta 16 subtipos diferentes del virus que pueden
afectar a las aves, el H5N1 es el más agresivo, y que, en este contexto,
se plantean dos escenarios en los que puede afectar a la salud humana.
El primero de ellos es el contagio excepcional a humanos, algo que, según
dijo, se ha dado hasta el momento en zonas subdesarrolladas y sólo en personas
que estuvieron en contacto directo y reiterado con las aves, mientras que el segundo
se centra en la posible mutación del virus a una forma que permita su transmisión
de persona a persona.
Detalló que este último escenario "no se ha producido nunca
hasta el día de hoy con este virus concreto", tras insistir en que,
aunque desde finales de 2003 se ha detectado un número importante de brotes
de aves en el sudeste asiático, la proporción de personas que han
llegado a infectarse con el virus hace que el riesgo se valore como bajo.
En este sentido, Ascensión Marcos coincidió en resaltar que los
seres humanos se contagian por una "convivencia muy estrecha, en lugares
cerrados, con aves enfermas", y este contagio se produce por vía respiratoria
y por ingerir agua contaminada, nunca a través de la cadena alimentaria.

Aseguró que no hay evidencias científicas que sugieran que la influenza
aviar se puede transmitir a través de los alimentos, y garantizó
que se puede consumir carne de ave y sus derivados sin ningún riesgo para
la salud.
Además, ambos investigadores subrayaron que en España, como en el
resto de Europa, es muy raro el contacto tan estrecho entre aves y humanos, y
las condiciones higiénico-sanitarias son también muy distintas.

Recordaron que en la Unión Europea se han producido mayoritariamente casos
de contagio en aves salvajes (como sucedió en España con un somormujo
lavanco), y que hasta el momento no se han dado casos de contagio humano como
los detectados en otras zonas de Asia, donde se han detectado 256 casos (con 152
muertes) entre 2003 y 2006.
Aclararon, no obstante, que la importancia de la influenza aviar radica en la
posibilidad de que el virus mute y posibilite la transmisión de persona
a persona, algo que no se puede predecir ni saberse con seguridad si llegará
a ocurrir, finalmente.
En cualquier caso, tras recordar anteriores pandemias de influenza, concluyeron
que hay que tener en cuenta que los recursos actuales de sanidad animal y humana
en Europa, así como la coordinación internacional, han evolucionado
a mejor respecto a anteriores crisis.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario