Los gatos podrían estar facilitando la adaptación al cuerpo humano
de la cepa H5N1 del virus de la influenza aviar, responsable de la muerte de
163 personas, según publica la revista británica New
Scientist
esta semana.
———————————————–

Los gatos podrían estar facilitando la adaptación al cuerpo humano
de la cepa H5N1 del virus de la influenza aviar, responsable de la muerte de
163 personas, según publica la revista británica New
Scientist
esta semana.
Un estudio elaborado en Indonesia por el virólogo Chairul Anwar Nidom,
de la Universidad Airlangga de Surayaba, demostró que un alto porcentaje
de gatos callejeros que deambulaban por mercados donde se habían detectado
aves infectadas eran portadores de anticuerpos del virus.
Varios científicos citados por la publicación expresan su temor
de que los gatos, al ser mamíferos, sean el último eslabón
antes de que el virus sea capaz de adaptarse al cuerpo humano y transmitirse
entre las personas.
Así ocurrió con el virus de la influenza que, en 1918, causó
la muerte de 50 millones de personas en el mundo, que empezó siendo un
virus que afectaba a las aves para, después, mutar en el organismo de
un mamífero, seguramente un cerdo, hasta contagiarse entre humanos.
"Tal vez en el caso del H5N1, el anfitrión intermedio sea el gato",
señaló Albert Osterhaus, profesor de la Universidad Erasmo de
Rotterdam (Holanda), quien, en 2004, descubrió que los gatos podían
infectarse con esa cepa.
Al igual que los humanos, que también contraen el virus de las aves,
algunos gatos mueren y otros sobreviven, aunque, a diferencia de las personas,
los felinos se contagian el virus entre ellos.
El profesor Nidom se sorprendió con los resultados de su propio estudio,
que reveló que uno de cada cinco gatos de varias zonas de Indonesia donde
la influenza aviar había causado estragos habían sido infectados
y sobrevivido.
El hecho de que el virus pueda sobrevivir en estos animales aumenta la probabilidad
de que pueda adaptarse a vivir en el organismo de otros mamíferos.
Nidom halló que un 20% de 500 gatos callejeros cuya sangre analizó
eran portadores de anticuerpos del virus, lo que demuestra que habían
sido infectados, posiblemente a través de comer carne de ave contaminada
en los mercados de Java y Sumatra.
Ese porcentaje de infección es muy superior al detectado en estudios
de aves en Asia, según apunta New Scientist.
El gobierno indonesio ha reconocido que se han encontrado gatos y perros infectados
en la isla de Bali, mientras que, en Tailandia, se registró la muerte
de varios gatos de una misma casa por influenza aviar en 2004.
Hasta ahora no se han realizado estudios en gatos en Hong Kong o en China, zonas
muy afectadas por la influenza, pero sí se ha informado de muertes de
varios gatos en Irak, y al menos tres en Alemania, tras ingerir aves contaminadas.
El profesor Osterhaus señaló que es posible que miles de gatos
hayan sido infectados desde que apareció el virus.
Como medida preventiva, añadió, debería evitarse que los
felinos coman aves enfermas, aunque esto será particularmente difícil
en Asia y África, donde los mercados están infestados de animales
hambrientos.
EFEAGRO

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario