Comparte

El entorno económico y las perspectivas para los granjeros europeos van mejorando, según se desprende de una investigación realizada a los mismos sobre la evolución de sus empresas agroganaderas, que mostró que tanto en Europa del este como en la occidental impera el pensamiento positivo.
Las cifras fueron divulgadas por la Sociedad Alemana de Agricultura (DLG) en Göttingen, Alemania, allanando el camino para la muestra bianual Eurotier. El llamado Trendmonitor Europa se realiza cada año y medio e incluye a cerca de 3.500 granjeros consultados de la República Checa, Francia, Alemania, Hungría, Polonia y el Reino Unido. En Europa oriental y occidental, las expectativas son positivas después de dos años de pesimismo (de mediados de 2007 a mediados de 2009).
Uno de cada dos granjeros alemanes tiene planes de inversión, y en Francia y el Reino Unido las cifras son similares. En algunos países como la República Checa, un 45% de las inversiones de los granjeros serán exclusivamente en producción animal.
Pero no en todos los países el optimismo es el factor dominante. En este sentido, hace unos días, la Confederación Francesa de la Avicultura (CFA), sectorial avícola de la organización profesional agraria francesa FNSEA, hizo un llamamiento a la cadena de producción para que les ayuden a hacer frente al aumento de los costes de la alimentación. Los avicultores demandan a mataderos e industria que sean conscientes del aumento del precio de los piensos y que les incrementen la retribución que perciben. Según la CFA, la repercusión al final de la cadena no supondría más de un euro al mes en el presupuesto medio del consumidor.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario