Comparte

bellotaLos huevos de gallinas camperas que reciben en su alimentación suplementos de bellota tienen más porcentaje de ácidos grasos Omega 3, asociados a la prevención de enfermedades cardiovasculares, según una investigación del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA).

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, presentó los resultados de esta investigación durante una degustación de propuestas cocinadas por el chef Jesús Almagro con estos huevos. Según una nota de la consejería, a lo largo del estudio realizado en 2014 se ha podido determinar que los huevos de gallinas camperas alimentadas con bellotas presentan características organolépticas diferenciales y un valor nutricional muy superior. En concreto, tienen más porcentaje de los dos ácidos grasos fundamentales, EPA y DHA, y del linolénico, un ácido graso insaturado y beneficioso para la salud. Los huevos presentan un color más intenso de yema, lo que sugiere una mayor presencia de pigmentos beneficiosos como la luteína, beneficiosa para la función visual, y un contenido normal de colesterol.

Ruiz Escudero explicó que las bellotas de encinas de la sierra madrileña servían de alimento para corderos y nunca se había estudiado su efecto en la alimentación de gallinas camperas. Por eso, la investigación del IMIDRA puede abrir la puerta a un nuevo aprovechamiento de bosques y dehesas, y a un producto gourmet y de temporada como sería el huevo procedente de gallinas en libertad durante la temporada de otoño-invierno.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario