Comparte

Los huevos siguen siendo una comida para sentirse como reyes. A finales de noviembre, Don Juan Carlos fue sometido a una operación de cadera en Madrid. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudió al hospital a visitarlo durante una hora, y a la salida comunicó a la prensa que el monarca se encontraba «muy bien y muy animado», prueba de ello eran los «dos huevos fritos» que había elegido para desayunar.

Así, Rajoy negó que hubieran hablado de política, asegurando que los temas de conversación habían sido la «medicina» y la «vida». Afirmó que el completo desayuno que había ingerido el monarca demostraba «lo bien que está», y todos los diarios titularon por este detalle. De hecho, los huevos siempre han sido un alimento muy básico en la cesta de la compra de los españoles, siendo un desayuno a base de huevos un síntoma de apetito y buena salud.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario