Comparte

El mercado interno de huevos mantiene su tendencia alcista con importantes subidas
en las tres últimas semanas y una previsión muy optimista para el
otoño, tal como viene repitiéndose en los últimos años.
———————————————–

El mercado interno de huevos mantiene su tendencia alcista con importantes subidas
en las tres últimas semanas y una previsión muy optimista para el
otoño, tal como viene repitiéndose en los últimos años.
En la última semana, los precios de la docena de huevos de clase "L"
subieron hasta los 0,62 euros en muelle de salida del centro de embalaje, y los
de clase "M" a 0,51 euros la docena.
Estas subidas se deben a la buena marcha de las exportaciones, ya que el excedente
de producción nacional alcanza el 15% y su buena salida al exterior marca
la tendencia de los precios en el mercado interno.
A pesar del susto de este verano de huevos rechazados en el Reino Unido por dar
positivos en salmonella, tanto el sector como la administración está
tranquila, ya que las medidas adoptadas en España permitirán reducir
los altos niveles de salmonella registrados, que en 2004 pasaban del 50%.
Con la vacunación obligatoria desde mayo del año pasado y las buenas
prácticas adoptadas por el sector, los productores no temen las amenazas
de Bruselas de prohibir la importación de manadas positivas procedentes
de un país con una prevalencia superior al 5%, ya que aseguran que en 2008
habrán conseguido reducir la incidencia de salmonella en la cabaña
de puesta, y esta medida nos podría beneficiar frente a otros exportadores.
Así las cosas, y a pesar de las denuncias del Reino Unido, nuestros principales
compradores, Francia, Holanda y Alemania, han mantenido sus compras.
En el mercado interno sí se ha comprobado un descenso del consumo en torno
al 3%, que podría deberse a la alarma por la gripe aviar o a la mencionada
salmonella, por lo que el sector lamenta no poder contar con ayudas para promocionar
el consumo y prodigar la seguridad alimentaria de los huevos.
En cuanto a los pollos, esta semana se sabrán las ayudas que solicitará
el sector para paliar las pérdidas ocasionadas por el descenso de consumo
de estas carnes a causa de la gripe aviar, mientras los productores se consuelan
con la recuperación de los desplomes del mes de marzo, y los precios al
alza, que han superado hasta en un 30% a los del mismo periodo del año
anterior.
La pasada semana se registraron precios medios de 1,74 euros por kilo de pollo
en canal, con subidas en pollo amarillo y bajadas en pollo blanco, que en Bellpuig
llegan al 11% esta semana (36) respecto a la semana anterior.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario