Comparte

La Asociación Catalana de Periodistas Agrarios, Agropres, organizó el pasado octubre una mesa redonda con representantes de los principales partidos políticos para debatir sobre los problemas y perspectivas de futuro en este ámbito. Todos coincidieron en que la agricultura y la ganadería constituyen un sector estratégico para la economía catalana, española y europea
La Asociación Catalana de Periodistas Agrarios, Agropres, reunió a representantes de los principales partidos políticos catalanes, que presentaron sus propuestas para mejorar la situación del sector.
Francesc Pané (ICV)
Recordó que la agricultura y la ganadería todavía están muy desconsideradas y que siguen siendo desconocidas; por eso abogó por un programa de televisión específico sobre el mundo rural, en el que se muestre la transformación de los productos, cómo viven sus protagonistas, etc. También defendió la necesidad de un mayor control de fronteras, porque no puede ser que recibamos insumos de otros países que no tienen trazabilidad. Asimismo, insistió en la necesidad de ayudar a la sustitución de personas que se han hecho mayores en el sector; en este sentido, dijo que el Instituto Catalán de Crédito debería tener más protagonismo para contribuir a la incorporación de los jóvenes y a la mejora de las explotaciones. Tenemos un minifundismo crónico en Cataluña, agregó, y la administración debe transformar este hecho. Pané también apuntó que se tiene que constituir un seguro global, y recordó que algunos productos ya disponen de esta ayuda en el caso de caída de precios. Por último, aseguró que la mujer en el mundo rural está muy maltratada, y que es necesario que se le ayude, sobre todo cuando es viuda o se ha jubilado.
Joan Bertomeu (PP)
Hizo hincapié en la reforma de la PAC , que es inminente, y defendió más apoyo para el joven agricultor, al que no estamos ayudando. También criticó el hecho de que llevamos una política contradictoria, en el sentido de que todos estamos de acuerdo con incorporar prácticas más sostenibles, que deben respetarse sin duda, apuntó, pero sin que corran a cargo del granjero. Así, instó a que los diversos departamentos se coordinen mejor para evitar situaciones incomprensibles como que al granjero se le bajen los precios de sus productos pero por otro lado se le incrementen los costes de producción por las medidas medioambientales. Bertomeu también citó la importancia de las cooperativas, a las que hay que prestar apoyo, y, para acabar, abanderó una reducción de la cantidad de trámites exigidos al granjero, porque a éste no le podemos complicar la vida.
Carmel Mòdol (ERC)
Comentó que la situación actual no es demasiado optimista, y se centró en la importancia de cambiar la imagen que se tiene del sector, principalmente dentro de casa, donde antes que nada hay que llevar a cabo las iniciativas para convencer a la población de la importancia de este mundo. También se mostró partidario de que TV3 emita un programa para explicar cómo viven los agentes claves del sector ganadero, lo cual nos podría ayudar a ganar mercados. De esta manera, recordó el éxito de programas ya en marcha como Al vostre gust o Exporcat . Pensando de cara al futuro, su principal recomendación fue la de crear un Departamento de Agricultura potente en Cataluña, concebido como una administración única, y que incluyera competencia que actualmente se reparten otros. Además, mostró su preocupación por la volatilidad de los precios en las materias primas, lo cual se podría arreglar trabajando con stocks de seguridad.
Joaquim Paladella (PSC)
Basó su discurso en el gran potencial del sector, que actualmente supone el 3,3 del PIB de Cataluña, esto es, el primer sector económico de la comunidad. También resaltó que en el territorio catalán se produce sólo el 30% de lo que se necesita, con lo que antes que nada se deberá garantizar su abastecimiento, así que hay que producir más y con seguridad. Para ello, defendió ayudas directas al sector para fomentar el desarrollo del medio rural, añadiendo que hay un presupuesto suficiente. Paladella tuvo palabras, además, para la incorporación de los jóvenes al mundo rural, porque no nos podemos permitir que se vayan, así como instó a recuperar la regulación de los mercados, invitando a todos los agentes implicados a colaborar para que la política agraria en el marco europeo vaya a más.
Joan Reñé (CiU)
Indicó que hace falta un debate social sobre la situación de los profesionales del medio rural, e hizo hincapié en que se debe dejar de culpar al agricultor y cambiar su imagen. Los agricultores hemos sufrido siempre toda clase de transformaciones, y continuaremos adaptándonos, explicó refiriéndose a los requerimientos en materia de medioambiente. Ya sabemos los datos, por ejemplo en avicultura sabemos que un ganadero gasta 6.000 m de agua por cada kg de pollo, pero no se debe criminalizar al campesinado. También abogó por instaurar un plan estratégico de apoyo a la alimentación y, aprovechando que Cataluña tiene competencias tanto en mercados como en etiquetajes, señaló que es imprescindible para este fin aumentar los recursos de inspección y sanciones, porque no es justo que nos lleguen productos que no tengan trazabilidad. Además, dijo querer luchar contra el dominio de los grandes distribuidores y por la promoción exterior de los productos propios. Por último, hizo alusión a uno de los males endémicos con los que se encuentra el granjero catalán, la complicación burocrática, que provoca que una granja esté hasta dos años pidiendo una licencia.
Directiva europea 99/74/EC para ponedoras
Sobre las consecuencias de la directiva europea que prohibirá a partir de 2012 alojar ponedoras en jaulas en batería, el representante de ERC que las leyes de bienestar animal homologadas, guste o no a los granjeros, se tendrán que cumplir, por lo que el avicultor tendrá que adaptarse. Sin embargo, dejó claro que el primer objetivo será salvar las explotaciones agrarias, por lo que si hacen falta recursos económicos se pondrán, así como se pondrán medios para que se cumpla la ley. Por su parte, el representante de CiU adelantó que harán falta medidas urbanísticas que faciliten el crecimiento del número de plazas, así como reconoció que esta ley es impensable que se plantee al sector tal como está en estos momentos, por lo que nosotros propondremos una moratoria, aseguró. Por último, ICV comentó que la ley es de justicia y debe cumplirse necesariamente. En cuanto a los apoyos, ERC aseguró que hay recursos públicos, sólo se tienen que fijar prioridades, y ésta es una.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario