Las normas sobre bienestar, sanidad y medio ambiente amenazan la competitividad de la ganadería europea
———————————————–

La Asociación Española de Productores de Huevos
(ASEPRHU)
la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (ANPROGAPOR), la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) , la Organización Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (PROPOLLO), la Asociación Nacional de Comerciantes de Ganado Porcino (ANCOPORC) y la Asociación Española de Criadores de Vacuno de Carne (ASOVAC), principales representantes de sus respectivos sectores en España, han hecho pública hoy en Zaragoza, tras la reunión celebrada con motivo de la feria FIMA Ganadera, la carta que han remitido al
Ministro de Agricultura Pesca y Alimentación
comunicando su posición en relación con la Reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) en 2002, que en estos momentos se está estudiando.

Dicha carta recoge la preocupación de estos sectores por la política desarrollada por la Unión Europea en materias relacionadas con la producción animal, como el bienestar, la alimentación y sanidad de las producciones ganaderas y la legislación medioambiental, entre otras, que condicionan seriamente su actividad. Estas restricciones, que sólo se aplican a la producción comunitaria, suponen un incremento de los costes y, por tanto, reducen su competitividad frente a los productos procedentes de terceros países, comprometiendo seriamente su futuro.

Las asociaciones demandan del Sr. Ministro de Agricultura que la Unión Europea sea consciente de este problema y busque las soluciones necesarias. Si la UE considera irrenunciables las políticas citadas referidas a la producción animal, no debe permitir la entrada en el mercado europeo de animales, o de sus productos, que no estén producidos bajo los criterios de producción comunitarios, y debe defender esta posición firmemente en la próxima ronda de negociaciones de la Organización Mundial de Comercio. De no ser aceptada la posición de la UE resulta imprescindible establecer ayudas para compensar a los productores europeos por el aumento de costes, con el fin de mantener la competitividad de éstos y de la industria comunitaria transformadora de los productos de origen animal.

La producción ganadera comunitaria es esencial para el desarrollo del medio rural de la UE. La ganadería es el destino principal de la producción cerealista (cuyo excedente sería aún mayor de rebajarse significativamente la cabaña ganadera) y sobre ella se asienta la supervivencia de numerosas industrias auxiliares y de transformación.

Estas asociaciones recuerdan la importancia económica de los productos de origen animal y alertan sobre las implicaciones derivadas de una política inadecuada que ponga en peligro la supervivencia de los sectores agroganaderos. La Producción Final Ganadera (PFG) en la Unión Europea, según recientes estimaciones de la Comisión Europea (DG VI) para el año 2001, supone más del 50% de la producción final agraria.

España representa en torno al 10% de la producción ganadera comunitaria.

La facturación de los principales productos ganaderos, según las estimaciones del MAPA para el año 2001, alcanza los 14.121 millones de euros (2,35 billones de pesetas).
La distribución por sectores es la siguiente:
Carne de vacuno: 2.033 millones de euros (338.000 millones de pesetas)

Carne de ave: 1.552 millones de euros (258.231 millones de pesetas)
Carne de cerdo: 4.878 millones de euros (811.631 millones de pesetas)
Huevos: 693 millones de euros (115.305 millones de pesetas)
Alimentos Compuestos para Animales: 4.965 millones de euros (826.106 millones de pesetas)

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario