Comparte

Los hogares
riojanos son los que más huevos consumen de España, 219 por persona
y año, lo que supone más de 5 millones de docenas anuales, según
datos del Ministerio de Agricultura.
———————————————–


Estas cifras fueron facilitadas recientemente como consecuencia de la visita
a Logroño del llamado Autobús del Huevo, una iniciativa de la

Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos
, que cuenta
con la ayuda financiera de la Comunidad Europea y el MAPA.

Su objetivo
es informar a los ciudadanos sobre el marcado y etiquetado del huevo, que aportan
una mayor seguridad y confianza en el consumo de un alimento básico para
la dieta como es el huevo.

La Rioja cuenta con 20 granjas, 14 de ellas
de gallinas alojadas en jaulas y 6 de producción en suelo.

El personal
del Autobús del Huevo, al que se acercaron muchos visitantes, facilitó
a los consumidores datos sobre el nuevo sistema de marcado y etiquetado del huevo,
que informa sobre cría de las gallinas, el país de origen y número
distintivo del productor.

También sobre las diferentes formas de
cría de las gallinas ponedoras y el proceso de producción, clasificación,
envasado y distribución del huevo. A

El código impreso en
la cáscara, obligatorio para todos los huevos frescos que se venden envasados
o a granel, supone un paso importante para el control del origen y la trazabilidad
de este alimento y permite seguir su rastro en todas las etapas de la cadena
alimentaria:
desde la granja hasta la mesa.

El primer dígito de este código
hace referencia a la forma de cría de las gallinas («0» si son
de producción ecológica, «1» gallinas camperas, «2»
gallinas criadas en suelo o «3» gallinas criadas en jaula).

Las
dos letras siguientes informan acerca del país de la Unión Europea
del que proceden (ES, en el caso de España) y los últimos dígitos
identifican la provincia, el municipio y la granja donde se crían las gallinas.
Los huevos puestos en granjas de La Rioja están identificados con los dígitos
26, que corresponden a las dos primeras cifras del código postal de la
provincia.

En el envase se indica la categoría de calidad del huevo,
la clase según su peso (XL, L, M o S), el número de huevos estuchados,
la fecha de consumo preferente, cómo almacenarlos, el nombre o razón
social del productor y el código del centro de embalaje.

Además,
se pueden incluir voluntariamente otros datos como la fecha de puesta del huevo,
la alimentación de la gallina o el origen geográfico.


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario