Comparte

El presidente de la Interprofesional de la Avicultura de carne de Pollo (Propollo) y de la Asociación
Nacional de Productores de Pollo (ANPP), Federico Félix, ha declarado que la prohibición de Marruecos de importar huevos de incubar y pollos de un día «obedece solamente a medidas políticas».

———————————————–

El presidente de la Interprofesional de la Avicultura de carne de Pollo (Propollo) y de la Asociación
Nacional de Productores de Pollo (ANPP), Federico Félix, ha declarado que la prohibición de Marruecos de importar huevos de incubar y pollos de un día «obedece solamente a medidas políticas».

Félix, que explicó que el veto a la entrada de pollitos de un día
y huevos de incubar procedentes de España a Marruecos entró el 10 de diciembre en vigor, «no tiene ningún motivo sanitario, es exclusiva y
directamente una medida política» que está relacionada, a su juicio,
con «las malas relaciones por las que atraviesan ambos países».
Marruecos ha prohibido la entrada de esos productos españoles por
la supuesta presencia de salmonelosis en algunas partidas.

España, que produce 21 millones de kilos de pollo a la semana,
exporta medio millón de pollitos y 300.000 huevos de incubar
semanalmente a Marruecos. Las principales comunidades exportadoras
son Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana y Murcia.

Félix indicó que de manera inmediata se celebrará una reunión en Rabat
entre técnicos de ambos países y señaló que espera «que quede todo
aclarado, ya que las condiciones sanitarias son buenas».
Destacó que el técnico español que asistirá a la reunión es «uno
de los de mayor prestigio en ese tema de toda España» y que los
productos sobre los que se ha impuesto la prohibición son «los
mismos que se utilizan en España y aquí no ha habido ningún
problema, ya que la salmonelosis que se haya podido detectar está
dentro de la tabla de permisibilidad».

Félix, que recordó que «hay que dejar claro que no se trata de
carne de pollo», cifró las pérdidas para el sector, en el caso de
mantenerse la prohibición marroquí, de mil millones de pesetas a la
semana.

El presidente de Propollo comparó este veto al impuesto por EEUU
a la entrada de clementinas españolas y aseguró que «sólo obedece a
motivos políticos y de presión».

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario