El grupo, a través de su filial Lerín agropecuaria, invertirá 400.000 euros en el proyecto, que creará 15 empleos
———————————————–
Los nuevos 15 trabajadores que creará la nueva granja de cría de patos que Martiko planea abrir se sumarán a los 90 empleados que ya tiene repartidos entre las otras tres
instalaciones impulsadas por el grupo en el polígono industrial navarro El Saso: un matadero y otras dos granjas de cebo. Para este nuevo proyecto en la localidad de Lerín,
que ocupará una superficie de 15.000 metros cuadrados, Martiko invertirá 400.00 euros.

Martiko, especializada en la producción de derivados de pato, inició su andadura en la localidad en el año 2006 abriendo una planta de sacrificio y de despiece que incorporó a 32 operarios. Martiko ya había fundado la sociedad Agropecuaria Lerín, que gestionaba en esta zona una granja y cebadero de patos, así como una fábrica para la elaboración de derivados, otra de piensos y una tercera de tratamiento de plumas. Así, actualmente el grupo posee el matadero de 2.000 metros cuadrados, las dos granjas de engorde en Bera y Aranaz y la fábrica de derivados de pato de 7.000 metros cuadrados, también en Bera. Además, el grupo está presente en el sector de las conservas y ahumados con Selectos de Barbate, en Conil de la Frontera (Cádiz) y Xantelmar.

Etiquetas:

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario