Comparte

carnesSegún los datos aportados por la consultora Nielsen, la carne sigue muy presente en la cesta de la compra de los consumidores. A lo largo de los años de la crisis, el peso de esta categoría de producto fresco se ha mantenido estable. Si en 2008 estaba en el 17,7%, ahora está en el 17,5%. Los cambios los estamos viendo más en el tipo de producto que elegimos en el supermercado, algo que está muy relacionado con los precios. Por este motivo, el pollo ha ganado presencia con un incremento de 4,6% en el período 2008-2013, mientras que la carne de vaca perdió casi un 5% en el mismo periodo.

La carne de pollo representa el 38% del mercado, mientras que el cerdo y el vacuno se sitúan en el 28% y el 14%, respectivamente. El cordero y el cabrito apenas llegan al 5%, mientras que el conejo se queda en el 3%. En charcutería, algunos segmentos como el pavo o el bacon mejoraron sus ventas el año pasado, el 5,1% y el 2%, respectivamente. Sin embargo, otras chacinas han experimentado caídas. Es el caso del chorizo (4,2%), las mortadelas (4,9%), la familia del jamón curado (2%) o la del york (1,6%).

A pesar de que la subida de precios generalizada en el sector de la alimentación ha provocado una caída de ventas de en torno al -2,5%, la presencia de la carne en la cesta de la compra se mantiene estable, de los pocos productos de la economía española que ha conseguido mantener el tipo. Las carnes, según la consultora Nielsen, constituyen un 12% de las compras de los consumidores, disfrutando de una gran ventaja frente al humilde 5% que representan los productos de charcutería, por ejemplo.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario