Después que la cadena de comida rápida McDonalds haya sido noticia por varios escándalos, en los que se ponía en entredicho la composición de la carne de sus hamburguesas o el proceso de elaboración deficiente llevado a cabo por uno de sus proveedores en China, la multinacional ha contraatacado con una campaña en la que busca limpiar su imagen. Así, el pasado octubre publicó un vídeo en su cuenta de YouTube en el que explicaba que sus hamburguesas están fabricadas con carne 100% de vacuno. Ahora, en el mes de diciembre, le ha tocado el turno a sus famosos nuggets de pollo, cuya receta y forma de elaboración han sido hechas públicas en un documental conducido por Grant Imahara, uno de los participantes del programa Cazadores de Mitos, que accede a una de las fábricas de Tyson Foods.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario