Comparte

La cadena de restaurantes McDonald’s
está pidiendo
a sus proveedores
de carne que dejen de suministrar antibióticos
a sus animales, debido a la preocupación porque su uso indiscriminado
reduce su eficacia en el tratamiento de humanos. McDonald’s prohibirá
a sus proveedores directos, que le abastecen principalmente de carne de pollo,
usen 24 compuestos que aumentan el crecimiento de las aves y están relacionados
estrechamente con antibióticos que se usan en el tratamiento médico
de humanos. Asimismo, a la hora de elegir a los productores que abastecerán
a McDonald’s de carne de vacuno, de pollo o de cerdo, la empresa considerará
como «un factor favorable» el que los proveedores eviten los compuestos
que promueven el engorde artificial de los animales.
———————————————–

La cadena de restaurantes McDonald’s
está pidiendo
a sus proveedores
de carne que dejen de suministrar antibióticos
a sus animales, debido a la preocupación porque su uso indiscriminado
reduce su eficacia en el tratamiento de humanos. McDonald’s prohibirá
a sus proveedores directos, que le abastecen principalmente de carne de pollo,
usen 24 compuestos que aumentan el crecimiento de las aves y están relacionados
estrechamente con antibióticos que se usan en el tratamiento médico
de humanos. Asimismo, a la hora de elegir a los productores que abastecerán
a McDonald’s de carne de vacuno, de pollo o de cerdo, la empresa considerará
como «un factor favorable» el que los proveedores eviten los compuestos
que promueven el engorde artificial de los animales.

El diario «The Washington Post» ha señalado que dado que McDonald’s
«es el mayor comprador de carne de vacuno, y se cuenta entre los mayores
compradores de carne porcina y de pollo en el país, su acción
tendrá impacto en la reducción de la cantidad de antibióticos
que se usan para promover el crecimiento de los animales». Rebecca Goldburg,
del grupo Defensa Ambiental, que participó en la revisión de las
prácticas de McDonald’s, dijo que «este es un cambio muy importante
de la política
de la empresa
. «Este cambio se aplicará en todo el mundo, y
va mucho más allá de lo que hemos visto en cualquier otra compañía»,
agregó.

Según el Instituto de
Salud Animal
, que representa a los fabricantes de fármacos para uso
veterinario, en 2001 se usaron en Estados Unidos casi 10.000 toneladas de antibióticos
en las granjas de producción de carne vacuna, porcina y de aves. Ese
grupo calcula que del 13 al 17 por ciento de ese volumen de antibióticos
se usó para potenciar el crecimiento de los animales. La Unión
de Científicos, un grupo privado que estudia estas sustancias, ha indicado
que más del 50 por ciento de los antibióticos que se usan en las granjas de EEUU tiene el propósito de acelerar el engorde de los animales.

Las nuevas prácticas de McDonald’s se aplicarán en todos los
restaurantes de la cadena en el mundo entero hacia fines de 2004.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario