Comparte

El Ministerio de Medio Ambiente reconoció hoy a las organizaciones agrarias
y las asociaciones sectoriales ganaderas que la norma de subproductos de la Unión Europea, que entró
en vigor el pasado 1 de mayo
, es «imposible de cumplir en España».
Según han asegurado los responsables ganaderos, esta ha sido la afirmación
del director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Germán Glaría,
quien requirió un documento técnico de cómo resolver la situación
actual al margen de la legalidad comunitaria.
———————————————–

El Ministerio de Medio Ambiente reconoció hoy a las organizaciones agrarias
y las asociaciones sectoriales ganaderas que la norma de subproductos de la Unión
Europea, que entró
en vigor el pasado 1 de mayo
, es «imposible de cumplir en España».
Según han asegurado los responsables ganaderos, esta ha sido la afirmación
del director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Germán Glaría,
quien requirió un documento técnico de cómo resolver la situación
actual al margen de la legalidad comunitaria.

Estas fuentes añadieron que actualmente este asunto pertenece a cuatro
ministerios –Agricultura,
Medio Ambiente, Sanidad
e Interior-, y, puesto
que existe una descoordinación entre ellos similar a la ocurrida con
el caso de las «vacas locas», requerirán al Gobierno la creación
de un ente de coordinación.

El responsable del sector de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores
y Ganaderos (COAG),
Juan José Menéndez, apuntó que la norma comunitaria es
imposible de cumplir en este momento en España, lo que es absoluta responsabilidad
de la Administración, por lo que esta debe dar una moratoria interna
para su cumplimiento.
Por su parte, el responsable ganadero de la Unión de Pequeños
Agricultores y Ganaderos (UPA),
Román Santalla, requirió también un periodo de transición
nacional para el cumplimiento de la norma, ya que el propio Ministerio reconoce
su incapacidad para hacerla cumplir o para conseguir una moratoria comunitaria.

La Confederación de Cooperativas Agrarias de España (CCAE),
al igual que la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino
(Anprogapor) y la Asociación Española de Productores de Huevos
(Aseprhu) coincidieron,
además, en solicitar unas normas de bioseguridad para la recogida de
cadáveres en granjas, ya que el transporte de una granja a otra puede
suponer una importante vía de transmisión de enfermedades.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario