Resumen Conferencia impartida por Konstantinos Georgitzikis y Germán Giner Santonja de la European IPPC Bureau, en las Jornadas Profesionales de Avicultura 2014 en el marco del salón SIAG (Salón Internacional de la Avicultura y Ganadería) 

konstantinos-georgitzikis[1]

La Oficina Europea IPPC, integrada en el Instituto de Prospectiva Tecnológica de Sevilla (IPTS), se ocupa desde 1996 de «construir el consenso» entre los Estados miembros de la Unión Europea (UE), los sectores industriales y ONGs sobre las Mejores Técnicas Disponibles (MTD).

El conjunto de acciones y mecanismos que allí se llevan a cabo para identificar las MTD se conoce como «Proceso de Sevilla», cuyas conclusiones constituyen legislación europea, y que tienen como objetivo prevenir, reducir, y en la medida de lo posible, eliminar la contaminación procedente de las actividades industriales y agroindustriales en Europa, entre ellas las granjas de cría intensiva de aves. Un cometido que tiene como base el intercambio de información entre los actores de los grupos técnicos de trabajo (compuestos por los 28 Estados que integran la UE, representantes de la industria y de las ONGs) más su posterior organización y depuración para elaborar las normas técnicas que exige la Directiva Europea sobre Emisiones Industriales (DEI) 2010/75/UE.

Los documentos de referencia de MTD (con el acrónimo BREFs) son el punto de partida para que las autoridades competentes de la Unión Europea otorguen los permisos operativos a las instalaciones industriales y agroindustriales más grandes. Estos docu­mentos aportan a operadores, autoridades y público la información que reseña las medidas técnica y económicamente viables para evitar o minimizar el impacto medioambiental.

Aunque las medidas técnicas concretas que se adopten son decisión del granjero, el comportamiento medioambiental de la instalación debe situarse siempre dentro de los rangos especificados por las conclusiones del BREF.

Alrededor de 50.000 instalaciones industriales europeas necesitan autorización de su actividad una vez comprobado que aplican las MTD. Es por tanto la Comisión Europea quien debe determinar cuáles son estas mejores técnicas para las actividades sujetas a la DEI (industrias energéticas, producción y transformación de metales, industrias minerales –cemento, cal, vidrio, cerámica-, fabricación de productos químicos, gestión de residuos -incineración, operaciones de valorización o eliminación, pasta de papel, papel y textil, curtido de cuero y pieles, cría intensiva de aves de corral o de cerdos; eliminación o aprovechamiento de canales o desechos de animales; procesamiento de alimentos, bebidas y leches; y tratamientos de superficies con disolventes. Dentro de la Comisión Europea, esta tarea la lleva a cabo el Centro Común de Investigación, en particular la Oficina Europea IPPC que es parte del Instituto de Prospectiva Tecnológica de Sevilla (IPTS). Es en la sede de Sevilla en la que tiene lugar el intercambio de información tecno-económica para decidir las MTD para toda la Unión Europea.

El alcance del BREF sobre ganadería intensiva, basado en la Sección 6.6 del Anexo I de la DEI incluye las instalaciones para la cría intensiva con más de 40.000 aves. En España, esto afecta a más de 500 granjas de avicultura, de acuerdo con el registro PRTR España. Las conclusiones de MTD deberán implementarse en todas las autorizaciones ambientales integradas (AAI) de aquellas granjas sujetas a la DEI en un periodo máximo de 4 años tras la publicación de las mismas en el Diario Oficial de la Unión Euro­pea. Las condiciones de las AAI deben incluir los niveles de emisión asociados a las MTD, teniendo en cuenta la las condiciones ambientales locales y las características técnicas de las granjas.

En la ponencia se presentará el estado actual de la revisión del BREF sobre ganadería intensiva y algunas de las conclusiones de MTD propuestas. El segundo borrador del BREF para la cría de aves propone MTD para la gestión nutricional, sistemas de alojamiento, almacenamiento, tratamiento y aplicación a campo del estiércol. Asimismo propone niveles de emisión asociados a las MTD para amoníaco, olor y polvo, junto con las correspondientes MTD para su medición y control.

Descargar presentación impartida: “Mejores técnicas disponibles para la producción de huevos y carne

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario