Comparte

Abarcando este comentario los últimos 4 meses – julio/septiembre 2012 –, si tuviéramos que resumirlo en pocas palabras diríamos que se ha caracterizado por un alza desbocada en el coste de las materias primas que integran los piensos y, más concretamente, por los que afectan a la avicultura, en buena parte a causa del principal ingrediente proteico de estos, la soja.

Sin embargo, empezando por los cereales y concretamente los de producción nacional, los datos del Ministerio de Agricultura – MAGRAMA – ya muestran que el volumen total de la cosecha de este año ha sido muy inferior que el de la del 2011, pese a que la siembra había sido algo superior. La causa, la prolongada sequía de fines del año anterior y todo lo que llevamos del actual, de lo cual no se ha salvado ninguna región, abundando así los comentarios pesimistas de Castilla y León, Andalucía, etc.

Otros países y/o continentes han experimentado igual retroceso en sus cosechas, desde los del Mar Negro – con Rusia y Ucrania – hasta Estados Unidos, este último con su “Corn Belt” afectado por una falta de precipitaciones. En este país, incluso, la potente organización ProFarmer ha tenido que corregir a la baja, a fines del pasado agosto, las cifras ya bajistas que dos semanas antes había dado el Departamento de Agricultura – USDA – del país, con la consiguiente preción alcista sobre los precios de los cereales, principalmente del maíz.

Pero, en fin, donde el problema ha alcanzado su mayor gravedad ha sido en la soja, afectada también por los efectos de la sequía en el continente americano y, además, por las masivas compras de China. Sobre este particular se comenta que las compras del gigante asiático aun podrían aumentar en el futuro para compensar su reducida cosecha nacional de esta oleaginosa, además de poder mantener un stock abundante con el fin de poder enfrentarse a futuras distorsiones del mercado.

En lo referente a las materias proteicas, aunque en Canadá ha habido una producción record de colza, esto apenas compensa las escasas cosechas del resto de países productores. Y en cuanto al girasol de producción nacional, posiblemente el mejor sustituto de la soja, se apunta que la cosecha de este año podría no alcanzar el medio millón de toneladas, cuando en las condiciones normales de años anteriores viene a ser prácticamente del doble.


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario